X
cd tenerife> actualidad

¿Crisis o deserción?

   

Esta campaña se está produciendo una merma en la asistencia a los encuentros como local del Tenerife. | S. M.

Esta campaña se está produciendo una merma en la asistencia a los encuentros como local del Tenerife. | S. M.

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

La afluencia a los partidos del CD Tenerife en el estadio Heliodoro Rodríguez López sigue estando por debajo de lo esperado en la temporada del regreso al fútbol profesional. Si se toma como referencia los cinco encuentros que se han disputado hasta la fecha en dicho recinto y se comparan con los cinco primeros choques de la anterior presencia del representativo en Segunda A, se encuentra un dato revelador a la vez que escalofriante: en los cinco partidos como local de la actual temporada han asistido al Heliodoro 34.005 espectadores menos que hace tres años en la categoría de plata.

La suma total de aficionados que han acudido a presenciar en directo los cinco envites de este curso dan un total de 44.769 espectadores. En la campaña 2010-2011, tras jugarse los cinco choques iniciales, la cifra era de 78.774 seguidores en las gradas del Rodríguez López, arrojando así una media de 15.754 espectadores. Hoy en día, este dato desciende notablemente hasta los 8.953 aficionados.

En el curso tomado como referencia (2010-2011), los datos por partido fueron los siguientes: Tenerife-Salamanca (16.422 espectadores); Tenerife-RC Celta (14.370); Tenerife-Cartagena (16.145); Tenerife-Numancia (16.110); y Tenerife-Elche (15.707).

Como contrapunto negativo, esta campaña los datos de número de aficionados por partido en esos cinco duelos son: Tenerife-Hércules (8.981); Tenerife-Barcelona B (10.129); Tenerife-Lugo (7.770); Tenerife-Mallorca (9.960); y Tenerife-Deportivo (7.929). Los registros de este año no están demasiado lejos de los de la temporada pasada en Segunda B.

Aunque el reclamo de la categoría y de los rivales es mayor este año, en la campaña pasada asistieron tras haber disputado los primeros cinco partidos de la liga en el estadio un total de 39.422 espectadores, dando como resultado una media de 7.884 hinchas.

Entre las causas para poder explicar esta merma sufrida en las gradas del Heliodoro puede haber factores económicos, con la crisis como telón de fondo, pero no cabe duda de que el hecho de que este año todos los partidos del equipo están siendo ofrecidos por televisión, resulta algo que no favorece la venta de entradas.

En la actualidad los dos partidos que se han jugado en sábado han sido los de menor afluencia de aficionados, bajando de los 8.000 espectadores en los encuentros sabatinos ante el Lugo y Deportivo de la Coruña, que para más inri el club insular se vio perjudicado por el horario cercano con el clásico entre el Barcelona y el Real Madrid.

Otro dato significativo es cómo ha ido disminuyendo el número de abonados en los últimos cuatro ejercicios. De los 17.000 fieles en Primera División en 2009, se pasó a 14.500 en la campaña 10-11 en Segunda; 9.300 en la primera de las dos temporadas en Segunda B; 7.500 la liga pasada, e incrementándose ligeramente para esta temporada llegando a los 8.500 abonados aproximadamente.