X
AGRESIÓN POLICIAL>

Dos vídeos muestran la agresión de los Mossos a un empresario que murió poco después

   

DIARIODEAVISOS.COM | Santa Cruz de Tenerife

Vecinos del barrio barcelonés del Raval grabaron la noche del 5 de octubre la brutal paliza que le propinaron un grupo de Mossos d’Esquadra a Juan Andrés Benítez, el empresario del Gayxample , que moriría poco después. Esots vídeos han llegado a la juez que instruye el caso, que ha ordenado identificar a los ocho agentes que aparecen en los vídeos.

Las imágenes, a las que ha tenido acceso El País, avalan la versión de dos testigos y del único imputado que hay por ahora: el hombre con el que se peleó la víctima y que motivó que llegaran los Mossos.

Los tres aseguraron que al menos cuatro agentes propinaron repetidamente puñetazos, rodillazos y patadas a Benítez cuando estaba en el suelo gritando de dolor, tal y como se puede observar en las imágenes. Al parecer, el fallecido agredió a una mujer sin motivo aparente y después se peleó con el marido de esta, que había acudido en su ayuda. Los Mossos llegaron al lugar cuando la pelea ya había terminado y el fallecido se alejaba del lugar, como muestra uno de los vídeos y como dijeron los testigos. De hecho, varias personas presenciaron la agresión.

Sin embargo, el atestado policial sostiene que la reyerta seguía activa y que los agentes tuvieron que separarlos. Cuando una agente intentó retener al empresario para que no se marchara, intentó morderla y le detuvieron, según la versión policial.

Golpes en la cabeza
La autopsia reveló que Benítez presentaba múltiples golpes en la región cráneo-facial (tenía un diente y un pómulo rotos, así como la nariz, y heridas en una ceja y el labio). Además, presentaba heridas y golpes en los brazos, las piernas y la zona lumbar “compatibles con puñetazos o patadas, sin descartar otros similares”, pero no afectaron a ningún órgano vital. Fueron el estrés de la situación y una enfermedad cardíaca previa, que le causaba arritmias, los que le provocaron un paro cardíaco.

La juez ha remitido las imágenes a la Policía Nacional, encargada de la investigación para garantizar su imparcialidad. También ha requerido a la Consejería de Interior que identifique a los agentes y que le remita las grabaciones entre la sala de mando y los agentes que estaban en la calle Aurora y entre los propios policías. También ha pedido una transcripción de las llamadas que recibieron los Mossos y la Guàrdia Urbana y el historial médico completo de Benítez.