X
tribuna alta>

Españolizar España – Por Antonio Alarcó

   

La compañía Iberia ha decido cambiar su imagen corporativa después de 36 años. Y lo ha hecho nada más y nada menos que con la bandera de España, símbolo de tremenda importancia y más en el momento en el que vivimos. Así lo explicaron el consejero delegado, Luis Gallego, y el presidente de la aerolínea, Antonio Vázquez, quienes justificaron esta medida argumentado que el cambio en Iberia empieza por hacer patria. Añadían que la aerolínea se siente extremadamente orgullosa de pertenecer a este país y que durante años ha sido línea bandera y embajadora de España y lo va a seguir siendo con la misma pasión, ilusión y orgullo, todo esto siendo escrupuloso con el libre mercado y la competitividad, pues es perfectamente compatible.

Nos ha gustado leer este tipo de declaraciones y más ahora donde algunos intentan hacer política utilizando un juego peligroso que consiste en poner en duda la unidad y grandeza de nuestro país. No es la primera vez que diserto sobre este tema pero es que estamos convencidos de que la reivindicación de ser español es positiva en muchos aspectos: económicos, sociales, universitarios…

Creo no equivocarme cuando afirmo que nosotros estamos orgullosos de ser españoles y formar parte de España, una gran nación en la que el respeto por la singularidad y la diversidad no solo está recogido en nuestra Constitución y desarrollado profusamente en los distintos Estatutos de Autonomía, sino que está arraigado en nuestra forma de vivir. De esta forma de pensar nace la idea de la Marca España ya que son más las cosas que nos unen que las que nos separan y deberíamos aprovecharlas para remar juntos en una sola dirección. Así entenderemos que un país es la suma de todas sus partes y poniendo de relieve esta unión positiva podremos frenar los nacionalismos, que no entienden de ideas ni de libertad, porque se construyen a base de pasiones e instintos. Además, los nacionalismos tienen en general el mensaje de ineficacia introducido dentro.

Españolizar España significa defender la idea de que todos somos iguales y que los españoles podemos llevar a cabo las mismas acciones en todos los sitios. Si a eso le añadimos nuestra creatividad, capacidad de trabajo, entrega y sacrificio, que son valores en alza que definen nuestra identidad como pueblo, los resultados podrían sorprendernos. Y a más España más Europa, y a más Europa más España.

La Marca España, por sí sola, es un valor seguro. Un valor que incide en cualquier ámbito de nuestra vida: ya sea económico, social, e incluso deportivo. Deberíamos aprovechar ese espíritu de unión que nos florece, por ejemplo, cuando juega la selección española y extrapolarlo a nuestra rutina para conseguir nuestros propósitos.

Y sabemos que ese sentimiento de unión existe. Basta solo con comprobar cómo se comporta este país ante los muchos sucesos que, por desgracia, nos ha tocado vivir para ver y sentir la solidaridad, el afecto y la grandeza que nos hacen reivindicar lo que somos y lo que compartimos.
España es un gran país que aúna tradición y modernidad, con un sistema político estable, con una buena relación con Iberoamérica y Europa, que pertenece a la Unión Europea, y está abierto al mundo. Y es que sería bueno recordar que todas nuestras necesidades tienen soluciones globales, ya sean nacionales o europeas, incluso de índole mundial, pero jamás tendrán soluciones fomentando el localismo.

Dejemos que el Gobierno de la Nación siga articulando un duro, pero necesario, programa de reformas y ajustes con el fin de salir de la crisis económica y mientras nosotros deberíamos ignorar a quiénes utilizan esta debilidad para separarnos y practicar el españolizar España. Españolizar España con orgullo y valentía, y sin conformismo, es una necesidad objetiva del sistema.

alarco@tenerife.es
@aalarcoblog
Facebook de Antonio Alarcó