X
sanidad >

El hospital del Norte, sin sala de rayos ni material de laboratorio

   

Hospital del norte. / M. PÉREZ

Hospital del norte. / M. PÉREZ

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Abierto oficialmente en julio del año pasado, el controvertido hospital del Norte es una de las grandes apuestas del Gobierno de Canarias en esta legislatura. Así lo dictan las declaraciones del presidente del Ejecutivo, Paulino Rivero, y la consejera autonómica, Brígida Mendoza, quienes llevan meses insistiendo en que la instalación estará a pleno rendimiento en el primer trimestre del próximo año.

La realidad, sin embargo, dista mucho de lo que manifiestan los dirigentes políticos, como denuncian tanto los colegios profesionales como los sindicatos con representación en el sector. De hecho, a la conocida falta de Servicio de Urgencias y de camas de hospitalización, hay que añadirle otros elementos básicos para el trabajo diario de médicos y enfermeros, como es la sala de rayos X y el material de laboratorio. Así consta en una respuesta parlamentaria a pregunta de la diputada del Partido Popular (PP) Mayte Pulido, fechada el pasado 17 de mayo.

En ella, la Consejería de Sanidad confirmaba que las únicas pruebas diagnósticas que se realizan actualmente en el referido hospital del Norte son las ecografías obstétricas, electrocardiogramas, audiometrías, espirometrías y exploraciones oftalmológicas, que paradójicamente son las mismas que hasta el año pasado se realizaban en el Centro de Atención Especializada (CAE) de Icod de los Vinos.

De este modo, para la realización de otras pruebas diagnósticas, como resonancias magnéticas, tomografías, electromiogramas o ecocardiografías, los pacientes son derivados a Hospiten Bellevue del Puerto de la Cruz. Este, según datos de la propia Consejería de Sanidad, realizó más de 3.000 pruebas diagnósticas concertadas entre el 1 de agosto de 2012 y el 31 de marzo de este año, a pesar de que en esas fechas ya estaba abierto el nuevo hospital.

Fuentes del Servicio Canario de la Salud (SCS) indicaron que al finalizar las obras, la Consejería de Sanidad inició el proceso de legalización de las instalaciones construidas, la contratación de los suministros (mobiliario y equipamiento) y la reorganización de la actividad asistencial, tareas indispensables para la puesta en funcionamiento del centro. Ese proceso, no obstante, se ha demorado más de lo deseado, hasta el punto de que los expedientes de suministro e instalación de ecógrafos y de la sala de rayos se abrieron hace ahora un año, y todavía están pendientes de resolución.

“El centro solo está preparado para resolver algunas consultas de Oftalmología, Otorrinolaringología, Ginecología y Cardiología, pero ni hay área de hospitalización ni se pueden atender urgencias”, subrayaron desde el Sindicato de Enfermería (Satse) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Una opinión que comparten desde el Sindicato Médico (CESM), quienes confirmaron que “no se ha contratado a ningún profesional”.

Mucho más críticos se mostraron desde el PP de Tenerife, donde insistieron en que “no hay que hacer política con la sanidad, sino política sanitaria”. “Hay que tener más cautela a la hora de hacer anuncios sobre la puesta en funcionamiento de los servicios del hospital del Norte”, recalcaron las mismas fuentes.