interviú >

Houda de ‘¿Quién quiere casarse…?’, el torturador Muñecas o los recelos por el papa Francisco, en ‘Interviú’

Interviu Houda

Portada de esta semana de ‘Interviú’. | DA

J.J.G. | Santa Cruz

La revista Interviú que puede adquirirse el domingo junto a DIARIO DE AVISOS y XL Semanal por apenas dos euros presenta en este número en su portada el desnudo de Houda, la exótica concursante marroquí de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, además de una entrevista con el torturador Jesús Muñecas, reclamado por una juez argentina por torturas durante el franquismo, o las opiniones divergentes en el seno de la iglesia ante las últimas declaraciones del papa Francisco.

Aprovechando el tirón mediático del concurso de Cuatro ¿Quién quiere casarse con mi hijo? (QQCCMH) Interviú desnuda en su primera plana a la exótica Houda Ben Mbarek, la atractiva concursante marroquí de esta edición del concurso de parejas.

Morena, exótica, curvilínea y bisexual, Houda se ha convertido en la favorita de Fran, uno de los solteros de la última edición’. “Si no hubiera dado tantos detalles de mi vida, no habría destacado”, afirma la hija de un cónsul marroquí que desvela por qué entró en el concurso. “Necesitaba dar un giro a mi vida, estaba soltera, me había dado un tiempo con mi expareja y el chico me llamaba mucho la atención”. Y aunque su bisexualidad reconocida ha dado mucho que hablar, parece que la madre de su pretendido, Mari Carmen, comienza a aceptarla tras explicarle que sus relaciones con mujeres fueron cosa de la adolescencia y que ya sus aventuras las prefiere con hombres.

En una espectacular serie de imágenes esta musulmana de 27 años asegura que no va a dar explicaciones a nadie por mostrar sus encantos y tampoco por no hablar de sus creencias religiosas. “Para mí, el desnudo es un arte. Yo puedo presumir del mío no tengo por qué esconderlo”. “¿Si soy la antítesis de la mujer musulmana? Prefiero no contestar a eso. Soy una persona que ha participado en un programa de televisión, sea de donde sea y del color o la religión que sea; creo que eso no le importa a nadie más que a mí”. Nacida y criada en Rabat, señala que en su país cada vez es más frecuente de lo que parece su forma moderna de pensar y afrontar la vida: “En Marruecos hay muchas chicas tan abiertas como yo”.

Unos encantos ante los cuales, según se ha publicado hace una semana, sucumbió algún famoso como Pipi Estrada. Al estar grabado desde hace varios meses, se supo que la marroquí había sido vista junto al periodista. En Interviú, Houda lo deja claro: “con Pipi mantengo una relación muy buena y una amistad sana. Nos llevamos bien y no tengo nada más que decir. Ya se ha visto todo”.

El torturador Muñecas niega sus actos y hablan las víctimas

El excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas (Zaragoza, 1939), condenado por el golpe de Estado del 23-F e imputado por una jueza argentina por torturas a militantes antifranquistas, está pendiente de que el juez Pablo Ruz ordene su detención, cuando se decida a cumplir la orden de Interpol que obliga a España a la búsqueda y captura del exmilitar y a entregarlo a la Justicia argentina.

El magistrado español le ha pedido a la jueza argentina que aporte más datos sobre los delitos que les imputa a Muñecas y al excomisario Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño. En ambos casos se trata de delitos de torturas a militantes antifranquistas.

Interviú ha localizado al presunto torturador durante la dictadura franquista Jesús Muñecas. El excapitán clama por su inocencia, pero los testimonios de víctimas y familiares de éstas afirman todo lo contrario.


El papa Francisco la está liando

Cada vez que habla, se desata la polémica. El papa Francisco no deja indiferente a nadie, y mucho menos a los católicos españoles. Conservadores y progresistas recelan, cada uno a su manera, de cómo se harán realidad sus ideas aperturistas.

“¿Quién soy yo para juzgar al Papa?”, se pregunta con ironía una señora setentona a las puertas de una céntrica parroquia madrileña regentada por el Opus Dei, recordando aquellas palabras de Francisco cuando, de regreso de su viaje a Brasil, comentó a los periodistas: “¿Quién soy yo para juzgar a los gais?”. Otro feligrés nos remite a la encíclica Lumen Dei, escrita por Benedicto XVI y Francisco a cuatro manos, y al último catecismo, para asegurarnos que “lo que Francisco quiere decir está ahí, no en una entrevista. Los periódicos lo manipulan todo”. Hay nervios. Que el Papa, en una larga entrevista a la revista La Civiltà Cattolica, haya dicho frases como “jamás he sido de derechas” o “no podemos seguir insistiendo solo en cuestiones como el aborto, el matrimonio homosexual o los anticonceptivos”, es todo un gesto que va a costar asimilar a más de uno.

La división en el seno de la iglesia es evidente. Los más conservadores mantienen su apoyo al Sumo Pontífice, aunque recelan de alguna de sus declaraciones. Los católicos más progresistas celebran que el papa se una a las propuestas perturistas que ellos llevan tanto tiempo proponiendo.

De guerrillero a asesino

La revista Interviú desvela la gris biografía del colombiano que mató y profanó el cadaver de una menor en Colado Villalba (Madrid).

Joaquín Emilio Zapata mató a golpes con una piedra a la menor Avellaneda Núñez. Tras profanar el cadáver, el 12 de noviembre de 2011 lo ocultó en una charca de la finca donde él vivía con su pareja. Pero días más tarde acabó confesando ante la Guardia Civil. Ahora acaba de ser condenado a catorce años de cárcel y a pagar un millón de euros de indemnización a la familia de la joven.

“Trabajé para la guerrilla colombiana hasta los catorce años como el chico de los recados. Me encargaba de llevar comida, comprobar matrículas y transportar munición en el barrio La Divisa de la ciudad colombiana de Medellín”, comienza la historia de un asesino criado entre criminales, contada por él mismo.


En España hay esclavos

Interviú presenta en esta edición un reportaje sobre varios inmigrantes en paro aceptan trabajar sin contrato ni garantías laborales. Es lo que denomina la esclavitud del siglo XXI.

Son más baratos y pocas veces ponen pegas a la ausencia de contrato o al incumplimiento de este. Los apuros económicos les llevan a trabajar en condiciones precarias por una mísera cantidad de dinero. En Madrid medio centenar de personas acuden a su cita diaria en la Plaza Elíptica, una especie de oficina del Inem a la que acuden buscando trabajo. En Mallorca, la Fiscalía investiga un caso de supuesta explotación en un restaurante de Sa Calobra. Son solo dos ejemplos del mercado laboral paralelo que actualmente se desarrolla en España.

Todo esto, además de las firmas de sus destacados columnistas como Andreu Buenafuente, Teresa Viejo, Alberto Pozas, Juan José Millás, Gonzalo López Alba y Angel Antonio Herrera, y mucho más está ya esperándote entre las páginas de un nuevo número de la revista Interviú que puedes adquirir el domingo en el quiosco más cercano junto a DIARIO DE AVISOS y XL Semanal, por apenas dos euros.