X
puerto de la cruz>

Un informe del Cabildo justifica el muro de San Telmo como defensa

   

<
>
Incertidumbre por el vallado del paseo y el inicio de obras en las calles aledañas
Los vecinos de Puerto de la Cruz llevan varios días sorprendidos por el vallado en todo el paseo de San Telmo. Muchas personas creían que se debían al escenario preparado para celebrar la Noche en Blanco, que tuvo lugar el sábado en este y otros lugares del municipio. Sin embargo, pasado este evento, el cerramiento, de color verde, seguía presente. Ayer, para más incertidumbre, se colocó un contenedor de escombros, para arrojar aquellos provenientes de los trabajos que se ejecutan en las calles Corales, Aldea y Sargento Cáceres, que comunican la calle La Hoya con el Paseo San Telmo. | MOISÉS PÉREZ

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Un informe del área de Acción Social, Educación, Juventud, Igualdad, Cultura y Deportes del Cabildo de Tenerife justifica el muro de San Telmo, en Puerto de la Cruz, como elemento de defensa. El documento, firmado por la jefa del servicio, Nieves Guimerá, y al que tuvo acceso este periódico, alude a la resolución de negarle la declaración de bien de interés cultural (BIC) en cualquiera de las categorías posibles debido a que “es un elemento urbano cuyo valor se vincula más con la imagen histórica del conjunto histórico portuense en este ámbito que por unos valores patrimoniales propios que pudieran ser merecedores de una declaración específica de BIC, en especial si se toman en consideración las importantes transformaciones sufridas en su sector central”.

No obstante, “ha de indicarse que, aunque probablemente fue repuesto en una fecha imprecisa de finales del siglo XX, el tramo de parapeto comprendido entre las calles Corales y Santo Domingo sí evoca el paisaje urbano tradicional del Paseo, con unos rasgos constructivos que obedecen a la necesidad de proteger del oleaje a las casas allí existentes y que justifican su existencia”.

Pese a este informe y a un gran número de alegaciones presentadas por diferentes colectivos y asociaciones, el Cabildo tinerfeño ha decidido derrumbar el muro y sustituirlo por una barandilla de acero. Tampoco se ha tenido en cuenta el legado del prestigioso artista lanzaroteño César Manrique en este singular paseo portuense, tal y como lo constata la prensa de la época y como lo ha ratificado a este periódico el aparejador que trabajó junto a él en las obras, Elías Fernández del Castillo.

Por todo ello, la plataforma ciudadana Maresía ha organizado una manifestación el sábado 26 de octubre bajo el lema En defensa del patrimonio. No a la especulación. ¡Salvemos San Telmo! De este modo, el colectivo pretende denunciar “la falta de respeto” de los promotores de la obra, que “en el procedimiento de información pública no han querido escuchar a los portuenses”.

Tomadura de pelo
Sus integrantes confían en que haya muchas más adhesiones que en anteriores convocatorias dado que la ciudadanía “está cansada de tanta tomadura de pelo”. Sobre todo, añaden, después de que el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, incumpliera su promesa de analizar los resultados de las alegaciones con políticos, técnicos y vecinos. “Algo que no ha hecho”. Por el contrario, critican, el periodo de información pública “ha sido un mero trámite para justificar un proyecto más que cuestionable y que ha dado por resuelto con un comunicado de prensa” que califican de “erróneo e incompleto”.

La mejora del paseo de San Telmo es una obra que genera, para bien y para mal, expectativas e incertidumbre en la población portuense. Este fin de semana, fueron muchos los vecinos que se preguntaban si ya se habían iniciado los trabajos al ver un cerramiento en todo el paseo, como consecuencia de las obras que se ejecutan en calles Corales, Aldea y Sargento Cáceres y que incluye la mejora de la accesibilidad a la costa y al paseo. Los trabajos durarán dos meses ya que el compromiso de la empresa pública Gestur es terminarlos el 15 de diciembre para que no afecten a la campaña navideña.