X
lucha>

Mirando al futuro

   

LUIS DE LA CRUZ | Santa Cruz de Tenerife

La junta de gobierno de la Federación Nacional de lucha canaria tiene previsto reunirse hoy (11.00 horas) en La Victoria y muchos son los asuntos que están sobre la mesa.

Uno de ellos es poner la fecha de la próxima Asamblea Nacional, que es el órgano soberano de este deporte. Es muy posible, que se lleve a cabo durante el mes de diciembre; en Tenerife.
Para que se celebre la misma hay que dar una serie de pasos como es el nombramiento de todos los asamblearios insulares de los diferentes estamentos, que tienen voz y voto en las decisiones importantes de este deporte.

Sobre la mesa de la junta de gobierno hay una serie de clasificaciones de luchadores que llevan dos años sin bregar. En sus manos está el destino de conjuntos como el Punta Brava o Guadexe. Carmelo Padrón o Isidro González El Chasnero pueden ser los jefes de filas de estos dos clubes tinerfeños. También deben clasificar a otros bregadores que pretenden participar en las competiciones insulares.

Plan de actuación
La difícil situación económica y los recortes presupuestarios del gobierno ponen en peligro determinadas competiciones nacionales. Por tanto, la Segunda y la Tercera Categoría es posible que puedan sufrir una reestructuración, aunque la federación quiere que participen al menos los dos primeros clasificados de cada una de las ligas insulares. En el caso de la Primera Categoría es probable que salga una competición de 12 o 14 equipos, que sirva como antesala de la liga central que mantenga el proyecto de las Apuestas Canarias de la Lucha. La ley que dé amparo a este proyecto ya está aprobado y ahora solo falta que se alcance un acuerdo con un operador que sea el encargado de explotar dichas apuestas, y que en un futuro pueden dar paso a una competición profesional.

La situación de Tenerife
Germán Rodríguez, presidente de la Canaria, dará a conocer los pasos a seguir para desalojar a Daniel Delgado de la sede de la Tinerfeña y las medidas a tomar para que la junta gestora pueda realizar una actividad normalizada en la competición insular.