X
tenerife>

“Nos guste o no tenemos que reducir el Cabildo”

   

Antonio Alarcó, presidente-portavoz del grupo del PP en el Cabildo de Tenerife. | J. G.

Antonio Alarcó, presidente-portavoz del grupo del PP en el Cabildo de Tenerife. | J. G.

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife
Foto: JAVIER GANIVET

Médico, profesor y político. Estas son las labores que desempeña el presidente-portavoz del Grupo del Partido Popular en el Cabildo tinerfeño, Antonio Alarcó. Accedió por primera vez a la Corporación insular durante el mandato anterior, formando parte del equipo de gobierno. Ahora, y desde 2011, se encuentra al otro lado, desarrollando la labor de jefe de la oposición. Para ello ejerce un acción de fiscalización permanente, pero buscando los grandes consensos.

-Hace un mes tomó posesión como presidente del Cabildo Carlos Alonso. ¿Le parece legítima la manera en la que se ha procedido?
“Lo dije en el discurso de investidura. Es peculiar, vaya por delante, que tiene un informe jurídico, como es obligado, que garantiza que sea legal. Si no fuera así el secretario no haría ese informe. Es peculiar, nunca había ocurrido en Tenerife ni en Canarias. La legislación actual con respecto a los cabildos es contundente: es presidente el primero de la lista más votada, pero nunca hablaba del segundo. Le deseo a las dos partes todo el respeto. Las interinidades son muy malas, y ahora hay un nuevo presidente y le deseo suerte”.

-¿Este cambio puede generar un mayor acercamiento entre el PP y el equipo de gobierno?
“Yo fui vicepresidente con Coalición Canaria (CC). Creo que son otras edades, otros estilos. Ya he pedido una entrevista oficial como representante de la oposición para hablar con el presidente, de lo que espera de nosotros, dónde estamos, juego limpio, grandes consensos, presupuestos… y otro interrogantes que esperamos respuesta”.

-¿Cómo era su relación con Ricardo Melchior? ¿Es mejor la que tiene con Carlos Alonso?
“Son distintas. Con respecto a Melchior habrá que preguntarle a él por la relación conmigo. Por mi parte, he sido absolutamente leal. No creo en el servilismo, y por encima de todo está la lealtad. Otra cosa es que hay gente a la que le gusta menos mi protagonismo, mi forma de ver la política. Estamos felices de contribuir de forma modesta y seria en las instituciones”.

-¿Es cierto que desde el PP se tentó al PSOE para una posible moción de censura?
“Las reglas de juego en democracia están escritas. El mismo valor tiene formar gobierno que una moción de censura. Estamos permanentemente preparados para gobernar pero nunca en la algarada. Siempre hay diálogo fluido con unos y con otros, dentro de la normalidad. Pero no haremos ninguna maniobra desestabilizadora fuera de lo que está escrito en democracia”.

-¿Qué le parecen los cambios efectuados por el nuevo presidente en CC?
“Hay que darles los cien días. Me llama la atención que hay un Cabildo políticamente demasiado grande. Hemos propuesto que se reduzca. Conozco las personas y hay un trato muy fluido”.

-¿Y las líneas de actuación que ha anunciado?
“El presidente saliente dijo que los trenes eran prioritarios y ahí no nos tendrán, no son prioritarios. Las líneas prioritarias son reducción al máximo de la administración, explotar la posición geoestratégica de Tenerife, lucha contra el paro, I+D+i. En eso estamos y buscaremos fórmulas nacionales. Dentro de la conectividad estamos a favor de que se acabe el anillo insular, eso sí y no de los trenes. A los parados, que les hablen de los trenes les duele. Estamos para grandes consensos en sanidad, asuntos sociales, conectividad…”.

-Siempre aboga por los grandes consensos. ¿Está reñido con llevar a cabo una oposición firme?
“Lo abogo y lo conseguimos. No solo no está reñido sino que los ciudadanos nos lo piden. Hacemos una función fiscalizadora dura y fuerte, pero en lo que podemos buscar soluciones nos tendrán, no engañando. Exigimos y practicamos juego limpio”.

-¿Qué le parece la decisión de vender los casinos?
“Los casinos tienen un consejo de administración. Soy miembro y no se ha tocado ese tema. Somos partidarios de que mientras menos empresas haya que compitan con la sociedad civil, mejor. Pero tiene una reglamentación y es verdad que el valor real de los casinos es inferior que hace cinco años, con lo cual tampoco hagamos maniobras rápidas que conduzcan a perder patrimonio. Cuanto menos grande sea el Cabildo mejor”.

-En este nuevo curso político que comienza, ¿cuáles son aquellos temas por los que va a trabajar?
“Primero juego limpio, transparencia, lealtad, y a partir de ahí crear consenso en grandes problemas como los sanitarios, sociales y conectividad. Reducción al máximo del Cabildo, con unos presupuestos austeros que quiten la deuda. Todo eso se llama empleo”.

-El presidente ha dicho que cuenta con el PP en la lucha contra los presupuestos del Estado. ¿Va a tener ese apoyo?
“Tendrá diálogo fluido con nosotros para ver las cosas que tenemos que hacer a nivel nacional. Estos presupuestos son los de la recuperación, no es cuestión de que ponga ‘para Canarias’. Si aumentan becas, innovación y demás, también es para las Islas. Estamos intentando mejorarlos lo máximo posible”.

-¿Cuáles son ahora mismo las necesidades de la Isla?
“Una fundamental es el paro, que nos come. Hay más paro que nunca. Pero gracias a que se ha hecho lo que se tenía que hacer, la crisis ya está zanjada y ahora empezaremos a crecer. El Cabildo tiene que facilitar fórmulas para crear más empleo. Todo tiene que ir en esa línea”.

-¿El Cabildo actúa en función de esas necesidades o no se sigue la línea acertada?
“Somos conscientes de que no es de la noche a la mañana, por eso estamos fiscalizando permanentemente. Hay que reducir el Cabildo. Cuanto más se reduzca, mejor, en todos los sentidos, de políticos y demás. No es fácil pero hay que hacerlo. Hay que reducir empresas públicas y a partir de ahí se hace más pequeño. Eso hay que hacerlo nos guste o no”.

-¿Es excesiva la dimensión?
“Yo creo que sí, sin duda. Creo que lo reconocemos todos. No viene de ayer, sino de antiguo”.

-Desde hace un tiempo se nota una mayor presencia del presidente del PP en el Cabildo. ¿Podría ser un salto a la Institución?
“El presidente insular tiene la obligación de hablar de la Isla. Todos tenemos muy claro nuestras posturas. Si lo que quiere decir es que si hay competencia, es al revés, hay una suma de voluntades”.

-Y ya para finalizar, ¿le gustaría ser candidato del Cabildo en 2015 o se ve en otra administración?
“No estoy en eso. Estaré donde el partido me diga. No es una pose; estoy a disposición del partido. Los resultados del PP fueron excepcionales para el Gobierno insular y me siento orgulloso de representar al PP en el Cabildo. Es verdad que nos gusta y conocemos la Corporación. Estamos haciendo una política seria y si el partido considera oportuno que sigamos, lo haré encantadísimo”.