X
tacoronte >

El nuevo Gobierno se pone manos a la obra y define el reparto de áreas

   

reparto areas en Tacoronte

GABRIELA GULESSERIAN | Tacoronte

No quisieron perder ni un solo minuto. Un día después de la moción de censura que desbancó al nacionalista Álvaro Dávila de la Alcaldía, los cinco concejales expulsados del PSC-PSOE y los seis del Partido Popular (PP), que conforman el nuevo Gobierno municipal, se pusieron ayer manos a la obra para “dar nuevamente impulso” al Ayuntamiento de Tacoronte. Y aunque no lo hicieron cada uno desde su cargo, dado que el alcalde, Rodolfo León, (ex PSOE) tiene que firmar los decretos correspondientes para ello, empezaron a trabajar en el diseño del nuevo organigrama municipal.

En el caso de los exsocialistas no se producirán variaciones dado que, tal y como adelantó este periódico, recuperarán las concejalías que tenían como consecuencia del pacto con Coalición Canaria (CC). Los populares asumirán las que ostentaban los nacionalistas con algunos cambios adaptados al perfil profesional de cada uno de ellos, explicó a este periódico la futura primera teniente de alcalde del Ayuntamiento, Teresa Barroso.

Esta última, que también será responsable de Hacienda y Obras y Servicios, no se ha podido incorporar al Consistorio puesto que es funcionaria de la Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, a la que sigue estando vinculada. Para Barroso es indispensable tener el decreto firmado para demostrar que tendrá dedicación exclusiva.

Los no liberados

Tal y como habían manifestado Rodolfo León y Teresa Barroso cuando firmaron el acuerdo de gobierno, habrá cuatro concejales que no estarán liberados, dos por cada grupo. En el caso del PP serán Daniel López y Celina Fuentes, mientras que los no adscritos todavía no lo han decidido. El alcalde, que también volverá a ocuparse de sus antiguas áreas, Bienestar Social, Policía y Protección Civil, detalla que ayer comenzó a trabajar desde temprano y, en concreto, mantuvo reuniones con el personal municipal y con los técnicos de los diferentes departamentos. También con la secretaria, para empezar a decretar la delegación de competencias y preparar reuniones para hablar de los proyectos que se pondrán en marcha en breve.

Estos primeros pasos para empezar a “mover” el Ayuntamiento, se completarán hoy con la firma de los decretos que permitirán que el equipo de gobierno empiece a funcionar “a pleno rendimiento”, sostiene León, quien confiesa estar “muy ilusionado” en su nuevo rol.
Tanto él como su socia de gobierno coincidieron que “no pasará mucho tiempo” para que los vecinos empiecen a ver los cambios en el municipio.