X
39º rally isla tenerife>

“Pedimos más crédito a la vida del que disponemos”

   

A sus 58 años, José Mari Ponce es un hombre polifacético: padre, abuelo, político y piloto; siempre dispuesto a ayudar. / motorchicharrero.com

A sus 58 años, José Mari Ponce es un hombre polifacético: padre, abuelo, político y piloto; siempre dispuesto a ayudar. / motorchicharrero.com

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Hablar con José Mari Ponce es como estar ante una enciclopedia del automovilismo viviente. Podríamos hacerlo durante horas, días, semanas… sin aburrirnos. Y es que, sin ningún género de duda, es una auténtica institución dentro del mundo del automovilismo en Canarias. Este grancanario nacido en Arucas hace 58 años, de trato exquisito, siempre está de buen humor y con una gran sonrisa en su rostro, consiguiendo que todos se vuelvan a su paso.

“Tuve que dejar mis estudios en Medicina para dedicarme de pleno al automovilismo. Nací marcado para ser un piloto profesional, y lo conseguí. No sin la ayuda siempre de mi mujer Maribel a la que conocí cuando teníamos 13 años y desde entonces no nos hemos separado. Fue mi primer copiloto, aunque después del duro accidente que sufrimos ambos en carrera en el tramo de La Esperanza en Tenerife hace ya muchos años… decidimos por nuestro hijo que uno de los dos debía quedarse en casa”. Y es que Maribel cuenta en casa no solo con un campeón, sino con dos: “Me preocupé mucho de que mi hijo no siguiera mi estela en el automovilismo y le infundí el amor a la vela. Ambos nos proclamamos Campeones de España en el mismo año (1991), aunque en disciplinas distintas, yo en rallies y él en vela”, añade.

“Cada vez es más el esfuerzo físico que debo hacer dentro del coche, y aunque me siento preparado porque me cuido y practico pádel, sé que mi retirada tiene que llegar algún día. Pedimos más crédito a la vida del que disponemos. Aunque después de 40 años ininterrumpidos que cumpliré el próximo año, no le quiero poner fecha de caducidad… quizás coincidiendo con el aniversario, o cuando cumpla los 60… intento no pensarlo…”.

José Mari se confiesa con total sinceridad y bajo alguna carcajada dice: “Me fastidia que me ganen. Lo llevo muy mal. Y eso que soy consciente del coche que tengo y de que hay vehículos que están muy por encima del mío, pero aunque sonría… por dentro pienso que tenía que ganar”.

En cuanto a sus próxima cita en el 39º Rally Isla Tenerife, afirma: “Si llueve, puedo estar luchando con Fernando Capdevila y su WRC y eso me alucina. Ya pasó en el Rally Islas Canarias y verme a solo un minuto y medio de Miguel Fuster… es un orgullo. Ahora bien, competir contra Yeray Lemes son palabras mayores. Es sin duda el piloto del momento. Creo que podemos hacerlo bien y garantizarle el espectáculo a los chicharreros”.

“No he dejado de sentir su calor”
“Nunca he dejado de sentir el calor de la afición. Es impresionante. En La Palma viví uno de los momentos más emocionantes de mi vida, pues después de 9 años volví y sentí como si el tiempo no hubiera pasado. Me contaban que ya no iban a las carreras, pero que en ese rally merecía la pena… No sé cómo me pueden querer tanto después de tantos años. Yo lo pienso y digo que deben estar hartos de mí, de verme. Me perdonan muchas cosas y les da igual en la posición en la que termine. Ellos solo quieren verme correr”.