X
sucesos>

Los pilotos avisan que la instrucción registra la mayor siniestralidad

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

El decano del Colegio Oficial de Pilotos de Aviación Comercial, Luis Lacasa, alertó ayer sobre la alta siniestralidad que se registra en los vuelos de instrucción y recordó que desde el año 2000 ya son 34 las personas fallecidas en estos. Lacasa entiende que la administración debe mejorar la supervisión de la seguridad en los accidentes.

Las declaraciones de este especialista, realizadas ayer a este periódico a raíz del siniestro que costó la vida a los tres tripulantes de una avioneta que se estrelló en Gran Canaria en la noche del pasado lunes, inciden en lo preocupante de la estadística, dado que la ratio se mantiene a pesar de que la crisis “ha reducido la actividad en los últimos años en aproximadamente un 40%”.

“Son este tipo de trabajos aéreos, una categoría que incluye también a la extinción de incendios, medicalizados, etc., los que registran la mayor siniestralidad del sector” detalla Lacasa, para quien “el hecho de que, por ejemplo, la instrucción sea una práctica liberalizada no supone que la administración siga teniendo su responsabilidad en la seguridad aérea, y me refiero tanto a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea como a la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil”.

Cuestionado sobre qué tipos de mejoras se deben llevar a cabo, el decano de los pilotos civiles españoles explica que “en el caso de los vuelos de instrucción, sencillamente es prestar más atención a los mismos dados los números expuestos, y en general es una cuestión de profundizar en una cultura de seguridad cuya base es recoger toda la información posible”. “Hasta hace 10 años -sigue Lacasa- se trabajaba meramente sobre los accidentes, pero ahora se implementan los sistemas de gestión de seguridad que tienen en cuenta cualquier tipo de incidencia, no solo la que causa un siniestro, sino cualquiera que haya provocado algún problema por nimio que sea”.

El experto tiene claro qué necesita hoy la seguridad aérea española: “No hacen falta más inspecciones, sino que se cuente con profesionales acreditados para ese trabajo; hoy por hoy, no se cuenta con los adecuados para recabar esa información vital”.