X
santa Úrsula>

PP-PSOE gasta casi 8.000 euros en 4 columpios de Ágatha Ruiz de la Prada

   

El moderno parque para niños prevé abrir sus puertas en pocos días. | MOISÉS PÉREZ Este dispositivo lúdico presenta el diseño original de la modista española. | M. P.
<
>
El moderno parque para niños prevé abrir sus puertas en pocos días. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | Santa Úrsula

La concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Santa Úrsula, dirigida por el socialista Víctor Hernández, ha decidido invertir cerca de 8.000 euros en cuatro modernos columpios o balancines de muelle diseñados por la prestigiosa modista Ágatha Ruiz de la Prada para el vanguardista parque infantil El jardín de las maravillas, situado frente al circuito deportivo de La Quinta.

Según confirmó el también primer teniente de alcalde, cada elemento lúdico tiene un valor aproximado de entre 1.500 y 1.800 euros, aunque “ha salido económico”, explica, dado que han tenido “una oferta especial para adquirirlos”.

El parque infantil, que se inaugurará en pocos días, ha supuesto un gasto en mobiliario y diseño de unos 20.000 euros. No obstante, esta iniciativa, contemplada dentro del exitoso Festival Su Guiño, ha posibilitado la contratación de 10 monitores de distintos ámbitos artísticos, un director y 20 alumnos, entre los 16 y 25 años, residentes en Santa Úrsula y con escasa formación académica, que tendrán la oportunidad durante cinco meses de formarse en el mundo de la escenografía.

Hernández recalcó que un parque infantil de esta envergadura y con tanto trabajo de diseño ha salido “más barato de lo que puede parecer, dado que se han obtenido materiales a buen precio, además de una importante cantidad de piezas recicladas”. Este periódico pudo comprobar, tras consultar con varias empresas del sector, que un balancín del mismo tipo, eso sí, sin el inusitado diseño, tiene un precio de mercado que oscila entre los 500 y 700 euros para el modelo estándar (ajustado a la normativa), amén de las particularidades que posee cada elemento lúdico.

El director artístico y creativo del proyecto, Tahiche Díaz, reveló el significado de dicho espacio: “Este parque infantil presenta diferentes escenarios, cautivando al usuario desde que pisa esta atmósfera de cultura. Cada elemento invita a reflexionar y tiene una función de tipo metafórico”.

En esta línea, destacó su peculiaridad ya que aparte de su originalidad y excepcionalidad, los alumnos “aprenden mientras diseñan, y se les da la posibilidad de que vayan redefiniendo el trabajo”. “Hemos desarrollado un ejercicio importante de reutilización de productos de desecho”.