X
güímar >

Se rebajan impuestos en busca del güimarero 20.000

   

Javier Mederos, concejal de Hacienda de Güímar

Javier Mederos, concejal de Hacienda de Güímar. / DA

N. CHIJEB | Güímar

En un pleno exprés -apenas duró media hora- el Ayuntamiento de Güímar modificó ayer varias ordenanzas fiscales de impuestos y tasas municipales correspondientes al ejercicio 2014, con el propósito que estén en práctica desde el 1 de enero.

En el horizonte de todas estas propuestas de rebajas fiscales está el incremento del padrón municipal, en esa campaña que busca el habitante 20.000 de un municipio que no quiere perder competencias con la nueva ley del PP sobre las administraciones locales. “Pero también -afirma Javier Mederos, concejal de Hacienda- el mejorar el tejido comercial e impulsar las energías renovables”, afirmó.

Una de las propuestas más relevantes, a decir de Javier Mederos, permitirá que los dueños de vehículos podrán beneficiarse de un 50% de bonificación en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (rodaje). Esta rebaja dependerá de las características de los motores, la clase de combustible que consuma el vehículo y la incidencia de la combustión en el medio ambiente.

También se aprobó, en este sentido, la novedosa propuesta de rebajar hasta en el 75% la cuota del impuesto a los vehículos nuevos, siempre que estos sean adquiridos en concesionarios oficiales ubicados en el término municipal de Güímar y cuyo titular figure empadronado en este municipio.

También se limita a tres el número máximo de vehículos por titular, quien podrá optar a la concesión de la bonificación del 100% de la cuota del impuesto para los vehículos históricos y los vehículos clásicos que ya está prevista en la ordenanza vigente.

Mederos asegura que con estas iniciativas se pretende que a través del programa Güímar emprende se pueda activar la compra de este tipo de vehículos, apoyando así a los empresarios de este sector en el municipio.

“Medida injusta y demagógica”

El grupo socialista se abstuvo en la votación sobre la modificación de las ordenanzas fiscales porque la considera “demagógica e injusta la bonificación de hasta un 75% en el IBI y IVTM, para aquellos que puedan permitirse el lujo de gastarse una importante cantidad de dinero en instalar en su vivienda un sistema de energía solar, o en comprarse un vehículo eléctrico nuevo”.