X
puerto de la cruz >

Ángel Castro: “Hay portuenses que han pasado hambre y no piden por pudor”

   

reparto alimentos Cáritas Puerto de la Cruz

Los alimentos que reparte la ONG son de primera necesidad. / DA

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

La crisis económica sigue provocando estragos en las familias con menos recursos de Puerto de la Cruz. Las colas para pedir alimentos, el exceso de demandas en los Servicios Sociales municipales y la necesidad urgente de sustento familiar chocan con un aspecto difícil de aplacar: el pudor a la hora de solicitar ayuda a las instituciones.

El padre Ángel Castro, párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia resume en una frase la otra cara de la crisis en la ciudad turística: “Hay familias en la localidad que por pudor no acuden a la parroquia a pedir alimentos y llegan a pasar muchas necesidades, incluso hambre; quiero hacer un llamamiento para que dejen esos reparos a un lado porque siempre se ha respetado el anonimato y se les puede ayudar mucho”.

Cáritas parroquial en el municipio, ONG dependiente de la Iglesia católica, atiende al mes a más de 120 familias sin recursos, un porcentaje que se ha duplicado en el último año y medio.

Tal y como indica el sacerdote a DIARIO DE AVISOS, la Peña de Francia se encarga de la prestación en alimentos de primera necesidad a unas 40 familias, mientras que la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores a cerca de 60 grupos familiares. La parroquia de San Antonio lleva a cabo el cuidado y la ayuda de más de 20.

A manera de estudio sociológico, el padre Ángel explica que los usuarios de nacionalidad extranjera, principalmente sudamericanos y de países del Este, representan el mayor número de demandantes de alimentos, frente a los beneficiarios locales que “por una cuestión de vergüenza suelen tener más recelo a la hora de pedir víveres”.

Complejo panorama social

Sobre la situación social en la Isla y en la localidad, el religioso deja clara su visión: “Estamos ante un panorama muy complicado en el que un importante número de personas no encuentra la fórmula para llegar a fin de mes, incluso para poder alimentar a su parentela; los Servicios Sociales están saturados, y pese a nuestras limitaciones, intentamos responder con los medios que disponemos”.

Este periódico intentó sin éxito contactar con la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, Emma Mesa (Coalición Canaria), para conocer su valoración sobre el panorama local y el número de vecinos atendidos por el área municipal.