X
sociedad>

Canarias aumentará los espacios de uso público para discapacitados

   

Ayer se inauguró el IX Congreso Estatal de Cermi autonómicos, que se celebra estos días en Tenerife. | F. PALLERO

Ayer se inauguró el IX Congreso Estatal de Cermi autonómicos, que se celebra estos días en Tenerife. | F. PALLERO

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Canarias pretende convertirse en uno de los lugares más accesibles del continente. Ese es, al menos, el objetivo sobre el que trabaja la Consejería de Políticas Sociales del Ejecutivo autonómico, que está ultimando una orden que pretende adaptar al marco autonómico la ley de accesibilidad, al objeto de hacerla más restrictiva y actualizarla a las actuales demandas del colectivo de discapacitados del Archipiélago.

Según confirmaron a este periódico fuentes de la consejería, la citada orden, que se encuentra ya en trámite, propiciará la modificación de la actual normativa para la concesión del Símbolo Internacional de Accesibilidad (SIA), que se da a entidades, edificios y asociaciones para denotar la eliminación de barreras físicas y ambientales.

La orden, tras su paso por información pública, incorporará las sugerencias y aportaciones de diversas entidades, como las presentadas por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi). A través de ella, se modificará la normativa vigente que regula el otorgamiento y utilización del citado Símbolo Internacional de Accesibilidad, con el fin establecer unos criterios para la concesión de este símbolo más acordes a la realidad de las personas con discapacidad, facilitando su acceso a los espacios públicos y privados de forma autónoma y sin barreras, a la vez que se realiza una actualización de la normativa vigente sobre la accesibilidad universal y barreras arquitectónicas.

“El objeto, por tanto, es hacer factible la utilización de los espacios de un modo autónomo por parte de cualquier persona, con independencia de que tenga limitadas determinadas capacidades que afecten a su accesibilidad a dichos espacios”, recalcaron las mismas fuentes, quienes precisaron que “este símbolo es importante, ya que se considera que todo espacio público diseñado o adaptado para ser usado por personas con discapacidad debe estar señalizado, ya que se identifica internacionalmente y su señalización tiene por finalidad ser fundamentalmente informativa, colocada en inmuebles y otros espacios de uso público con accesos adaptados especialmente para usuarios con problemas de movilidad”.

De estas y otras cuestiones se debate precisamente estos días en en el marco del IX Congreso Estatal de Cermi autonómicos, que se celebra desde ayer en la capital tinerfeña. El congreso fue inaugurado por la propia consejera regional de Políticas Sociales, Inés Rojas, quien reconoció que “los recortes no pueden justificar la desaparición de las políticas de inclusión”. “En Canarias ya gestionábamos desde el año 2000 la atención al colectivo de discapacitados desde un modelo de atención integral que incorporaba módulos sanitarios en el ámbito social, a través de los planes sociosanitarios para personas mayores y personas con discapacidad”, recalcó Rojas, quien manifestó que “en 2013, Canarias destina a la atención a la dependencia, un total de 96 millones de euros, lo que supone un 7,35%, 4.3 millones de euros más que en 2012, garantizando el mantenimiento de 8.229 plazas, de las cuales, 4.754 plazas residenciales y de estancia diurna son para personas con discapacidad, plazas que se encuentran distribuidas en un total de 127 centros residenciales y de estancia diurna”.

Al congreso, además de representantes autonómicos del Cermi, también asiste el presidente estatal de la entidad, Luis Cayo Pérez Bueno, quien expresó su confianza en que se refuercen las “políticas canarias de inclusión de las personas con discapacidad”, porque el colectivo está en una situación “precaria”.

Más de 27.000 pensiones no contributivas
En Canarias 27.602 personas disfrutan de la pensión no contributiva por razón de discapacidad, y solo en 2012 se emitieron 1.952 tarjetas de aparcamiento para este colectivo. Además, en la administración pública isleña la cuota de reserva de puestos de trabajo está establecido en torno al 5%, y el año pasado se invirtieron 65 millones de euros en centros especiales de empleo en las Islas para fomentar el crecimiento del empleo para personas con discapacidad.

El Servicio Canario de Empleo dispone de una línea de subvención para el fomento del empleo de discapacitados destinada a la empresa privada, basada en ayudas a la contratación indefinida o transformación en indefinidos de contratos temporales de personas con discapacidad, que ascienden a 3.907 euros por contrato realizado. Igualmente, las empresas pueden lograr la deducción íntegra del impuesto de sociedades por 6.000 euros por persona y año si aumentan el promedio de la plantilla de trabajadores con discapacidad.