X
líneas de más > Gerardo Daniel Settecase

Chile espera, Argentina tiembla – Por Gerardo Daniel Settecase

   

Si Michelle Bachelet hubiere aspirado a presidir Argentina, estaría preparándose para asumir, pues en dicho país si un candidato reúne mas del 45%, y supera en un 10% al segundo (como ocurrió en Chile), la legislación argentina le consagra vencedor. Pero en Chile se necesita el 50% de los votos, por lo que Bachelet deberá esperar la “segunda vuelta”, durante cuyo interregno mas que campaña electoral habrá negociaciones entre partidos afines a ambas candidatas sobrevivientes: Bachelet y Evelyn Matthei.

Salvo milagro, tras este varapalo causado por una elevada abstención (48,7%), indefectiblemente Bachelet ganará pues, de los otro ocho candidatos que participaron el domingo pasado, seis están ideológicamente mas cerca de ella que de Matthei. Pero tendrá que esperar. Espera concluida en Argentina, pues la presidenta Cristina Kirchner reasumió el poder un mes después de una intervención neurológica, realizando dos conflictivos cambios: el ministro de Economía y el presidente del Banco Central, designando a hombres propensos a un mayor control estatal sobre la economía, que ampliarán el “cepo cambiario” que limita el uso de tarjetas de débito y crédito fuera de Argentina, restringirán la exportación de utilidades de empresas extranjeras así como las importaciones, y aumentarán la presión impositiva. Kirchner volvió con cambios y tembló todo: Cayó la Bolsa de Buenos Aires (-6,6%) y subió el precio del dólar blue (ilegal) hasta 10,20 pesos, duplicando el establecido oficialmente. Chile y Argentina son vecinos. Pero distintos. Además, mientras Chile espera el retorno de Bachelet pese a los éxitos macroeconómicos de Sebastián Piñera admitidos por el FMI y el Banco Mundial (BM), confiando en un mejor reparto en una economía libre; Argentina tiembla por el regreso de Kirchner -pese a éxitos macroeconómicos que anuncia pero niegan FMI y BM- ante sus nuevos hombres y sus políticas económicas que la aislan internacionalmente.

gerardoctkc@gmail.com