X
tacoronte >

Constituyen el primer reglamento que permite la participación vecinal

   

Fachada del Ayuntamiento de Tacoronte.

Fachada del Ayuntamiento de Tacoronte. / MOISÉS PÉREZ

GABRIELA GULESSERIAN | Tacoronte

Convencido de que el Ayuntamiento de Tacoronte debe estar siempre al servicio de la ciudadanía, que debe gobernar para los vecinos y no de espaldas a ellos, y que éstos deben estar más cerca de la administración, el grupo de gobierno (PSOE-PP) ha elaborado el primer Reglamento de Participación Ciudadana, cuyo borrador ya ha presentado a todas las asociaciones, entidades y colectivos del municipio y que también puede verse en el sitio web municipal.

El objetivo de este documento, mediante el cual el Consistorio asume que la participación activa de la ciudadanía en los asuntos públicos es una necesidad y una obligación derivada del contexto actual, es garantizar en todo momento la comunicación vecino-ayuntamiento, profundizando en los mecanismos de información y atención al ciudadano, ya que para que la participación resulte eficaz, debe asentarse en la transmisión de una información clara y completa.

Entre las medidas más destacadas que contempla el borrador, está la creación de un consejo social de la ciudad, un organismo de consulta permanente compuesto por representantes de las instituciones, organizaciones económicas, sociales, profesionales y vecinales más representativas, que tratará los principales asuntos de Tacoronte, desde los grandes proyectos urbanos hasta la elaboración de los presupuestos participativos, para los que se ha destinado en 2014 un 5% del capítulo reservado a las inversiones.

Incluso su composición, atribuciones y régimen de funcionamiento estará desarrollado mediante un reglamento propio que se llevará a aprobación al Pleno municipal. La concejal de Participación Ciudadana, Victoria Castro (PP), recalca que este reglamento era una demanda vecinal de muchos años y se debe al deseo del Gobierno local de “gobernar con transparencia”. Por eso, no se quieren poner “más trabas burocráticas” para que pueda salir adelante sin problemas.

No obstante, PSOE-PP prefiere no marcarse plazos para su aprobación, porque considera que son los vecinos quienes tienen que presentar sus propuestas, quejas y demandas para mejorar la gestión local, que posteriormente serán analizadas por los juristas y técnicos correspondientes al objeto de saber si son viables. El día 27 se celebrará la primera reunión con todos los sectores sociales para empezar a poner las cartas sobre la mesa.

En cualquier caso, la edil aclara que se trata de un documento abierto, en el que “todo es debatible” y en el que no se descartan modificaciones, ya que el trabajo acaba de comenzar y el deseo es “que sea el pueblo quien hable”. Teniendo en cuenta este propósito, se intentará organizar la mayor cantidad de reuniones posible y serán los vecinos quienes marquen los pasos que se vayan dando hasta su aprobación inicial.