X
ECONOMÍA >

Corviniano Clavijo: “El auditor debe estar en sectores que tienen que ser transparentes”

   

Corviniano Clavijo, presidente de la Agrupación Territorial 14. / DA

Corviniano Clavijo, presidente de la Agrupación Territorial 14. / DA

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El Iberostar Grand Hotel Mencey acoge hoy viernes la celebración del Día del Auditor de Canarias-Foro de las Corporaciones que se celebra anualmente en las Islas de forma alternativa en Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. En esta ocasión la jornada versará sobre el Ámbito de las Normas Internacionales de Auditoría. La mediación concursal, ya que desde el 1 de enero de 2014 todos los auditores deben regirse por dicha normativa.

La ponencia sobre este asunto correrá a cargo del auditor de cuentas e interventor del Estado, Cándido Gutiérrez. Asimismo, el magistrado juez del Juzgado de lo Mercantil de Tarragona, César Suárez, realizará su ponencia sobre la mediación concursal. Además, estas jornadas contarán con una charla-coloquio en la que intervendrán dos invitados de excepción: Miguel Sebastián, exministro de Industria, Turismo y Comercio; y Amando de Miguel, sociólogo y catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid.

El presidente de la Agrupación Territorial 14 del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, Corviniano Clavijo, resaltó la importancia de estas jornadas, ya que intervienen no solo auditores, sino titulados mercantiles, economistas, etc. Además reconoció que la proyección pública de la profesión no está siendo adecuada: “Hay muchos responsables en esta crisis, y nuestro trabajo ha permitido, en la mayoría de los casos, detectar irregularidades o alertar de la toma de excesivos riesgos por parte de las empresas”. “Como en todas las profesiones”, matizó, “puede haber casos aislados de mala práctica, pero en ningún caso es una generalidad”, aunque reconoció que hay cosas que mejorar. “Estamos en ello, debemos pasar de expertos contables a evaluadores de riesgos”, apostilló.

En este cambio de modelo del auditor, Clavijo apostó por la diversificación “del tipo que sea”, especialmente en la auditoría “porque nuestro know how al auditar empresas hace que tengamos mucha información sobre los distintos sectores, lo que nos permite analizar mucho mejor otras opciones de mejora y de expansión de una empresa”. De lo que se trata, matizó Clavijo, es de que “la auditoría de cuentas esté presente en aquellos sectores y actividades que deban ser transparentes”.

En este sentido, consideró como una ocasión “desperdiciada” para elevar la transparencia de las cuentas públicas el hecho de que no se haya incluido en la Ley de Transparencia la obligatoriedad de la auditoría externa a los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes. “Los ciudadanos demandan un mayor control de cómo la administración se gasta nuestros impuestos, por ello es una pena que esta propuesta no haya llegado a su fin”. Uno de los objetivos del Instituto de Censores Jurados es que “se valore más nuestro trabajo y que los honorarios profesionales en España se equiparen al nivel europeo, dado que la calidad de los trabajos ha de estar garantizada”. En esta línea, Clavijo reconoció que el incremento de la facturación se debe a que los informes de auditoría, a pesar de haber decrecido en número, tienen mucha más complejidad, “dada la coyuntura económica” y se necesitan más horas. Aun así, explicó que el coste hora, teniendo en cuenta tanto las sociedades como individuales, ha caído el 0,5%, respecto a 2011. En España se paga, de media, unos 68 euros por hora de trabajo del equipo de auditoría. “Una tarifa francamente baja, ya que es la mitad de lo que se percibe en otros países de nuestro entorno”. Además, en muchas ocasiones las sociedades están empleando a más integrantes con experiencia en sus equipos, a un coste/hora similar o algo inferior a otros ejercicios. Por lo que esto supone un abaratamiento de coste”. A pesar de ello, el año pasado se realizaron unos 62.399 informes.

Clavijo también se refirió a la crisis y aunque apuntó que aún es pronto “para echar las campanas al vuelo” sí es cierto que hay “algunas mejoras”. “Estamos ante un cambio de ciclo, aunque”, detalló, “la salida será muy lenta”.