X
SUCESOS >

Desalojan a unas 3.000 personas de una fiesta de Halloween en Santa Cruz de Tenerife

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Un operativo conjunto de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife y Cuerpo Nacional de Policía (CNP), en el que partiparon unos 40 agentes, intervino en la noche del viernes sobre las 03:30 horas en el desalojo y atención de unas 3.000 personas que se aglomeraron en una discoteca de la capital tinerfeña.

En el exterior del establecimiento se produjo una importante alteración del orden público y ante el riesgo evidente para la multitud de personas allí reunidas por la celebración de una fiesta de Haloween, los policías determinaron el cierre del local de ocio y la salida de las casi 1.300 personas que habían en su interior.

El dispositivo policial fue apoyado por otros recursos de emergencia y ambulancias aunque solo fue necesario atender a una joven por heridas consideradas de carácter leve. Los agentes cortaron al tráfico en la zona, formaron un cordón policial y en coordinación con los responsables de la discoteca lograron que la multitud de personas congregadas en el exterior se dispersara para luego proceder a la evacuación de los jóvenes que se encontraban en el interior del local.

Según las primeras averiguaciones, en el evento festivo organizado anoche en esta discoteca ubicada en la zona del polígono de El Mayorazgo, entre los asistentes se detectó la existencia de entradas falsas, lo que provocó una importante concentración de personas en el exterior del local que pretendían acceder a la fiesta. Una vez controlada la situación la Policía Local verificó que la discoteca cumplía con todas las condiciones necesarias para la realización de este evento e incluso se confirmó que se respetaba el aforo máximo permitido, que en este caso asciende a unas 1.280 personas.

La Policía Local recabó todos los datos necesarios, la vigencia de la licencia del local, del seguro obligatorio para desarrollar esta actividad, así como del número y distribución del personal de seguridad ante una fiesta de estas características. También se entrevistaron con los responsables de la discoteca y con los organizadores de la citada fiesta que estaba destinada a un colectivo de universitarios. Para tratar de dispersar a la multitud allí reunida se solicitó la presencia de autotaxis de la capital tinerfeña. Las labores de desalojo de la zona y cierre del local se culminaron sobre las 05:30 horas cuando se retiró el dispositivo policial. Los agentes instruyeron las pertinentes diligencias y dieron traslado de las mismas a la autoridad judicial pertinente.

Finalmente cabe reseñar que se informó a la mayoría de las personas que se congregaron en esta celebración de sus derechos y la posibilidad de realizar reclamaciones de cualquier tipo ante la situación ocurrida la pasada madrugada.