X
arona>

El Gobierno rechaza destinar su paga de Navidad a los socorristas

   

Protestas dentro y fuera del pleno por miembros de ANC y simpatizantes, en plena noche de Halloween. | DA

Protestas dentro y fuera del pleno por miembros de ANC y simpatizantes, en plena noche de Halloween. | DA

NICOLÁS DORTA | Arona

Quizás lo de menos eran los puntos que se trataban en el nocturno pleno ordinario del jueves, y lo de más la pesada sensación que arrastra un Gobierno municipal con la mochila demasiado cargada. Es la presión de un Plan General anulado y de unos socorristas que ya no saben qué hacer para salvarse, esta vez, a sí mismos.

Concurrida sesión, con parte de los damnificados y otros vecinos que colgaban carteles con el Plan General y la corrupción como lema. Lo más interesante en lo que parecía una reunión de trámite, con algunos de los ediles consultando su WhatsApp, llegó al final, cuando Coalición Canaria se negó a destinar su paga extra de Navidad, que asciende en total a 46.510 euros, a los colectivos desfavoracidos del municipio, entre ellos, los socorristas de las playas, en huelga y sin cobrar desde hace más de un año.

Fue una aplaudida idea convertida en moción del CAN (Centro de Arona), extrañamente activo en el pleno, con varias preguntas y ruegos que extendieron la intervención del portavoz José Antonio Fuentes.

Este golpe de efecto contó con el apoyo de toda la oposición que sumó 11 frente a 12 ediles de CC, con la ausencia de Marta Melo. La escena pudo recordar a una sesión similar del año pasado, cuando el portavoz del PSOE, Jose Julián Mena, le recordó al Gobierno que había prometido destinar su suplemento salarial a los que menos tienen mediante un decreto. Nadie le hizo caso y el Gobierno cobró su dinero con los turrones, omitiendo cualquier promesa anterior.

El jueves, el alcalde, Francisco Niño, que tenía preparado un papel al uso, leyó la respuesta: la paga extra es un derecho que les corresponde al Gobierno y que dicha retribución es un “tema personal” y “porque nosotros no vamos de ustedes con las dietas y asignaciones públicas que les corresponden y que perciben de esta administración, lo que hacen con ellas o no”, quiso decir refiriéndose a la oposición.

A una pregunta del PP sobre la situación de los socorristas, que por lo visto se les ha dado de baja en la Seguridad Social, Antonio Sosa, responsable de Medio Ambiente, comentó que el Ayuntamiento “no ha tenido notificación oficial de la Tesorería de la Seguridad Social”.
Aplazó el edil a los afectados para el lunes tras ponerse en contacto con la Jefatura de Trabajo de Santa Cruz. “Estamos indagando y averiguando e informando sobre estos temas, es una situación que no tiene precedentes”, admitió.

Vuelven las armas
También el PP preguntó sobre la revisión de armas de la Policía Local tras haber anunciado en este periódico un sindicato que las pistolas no habían pasado su revisión reglamentaria.
Sobre este asunto, al que el Gobierno de Coalición Canaria le ha restado importancia, el edil Manuel Reverón admitió que se deberían hacer anualmente y “no se habían hecho con anterioridad en los dos últimos años”, aunque aclaró que “la situación está regularizada a día de hoy”.

Pagos pendientes
También el PSOE preguntó sobre si la empresa adjudicataria de las hamacas y sombrillas en Las Vistas ha abonado la segunda parte del canon anual que se le asigna por la concesión y que supondría para las arcas locales 2,2 millones euros. Añadió José Julián Mena que si la falta de ese pago supondría un incumplimiento de contrato. El Gobierno dio a entender que el pago no se ha abonado en su totalidad. Candelaria Padrón, edil de Hacienda, dijo que el primer canon que queda “es una deuda pendiente de 32.500 euros que tenía que haber empezado a pagarse en marzo de este año”. En cuanto a la segunda anualidad “se le envió en octubre a la empresa y aun no está la notificación realizada”.

Por su parte, Antonio Sosa no sabe si se cumple o no el contrato de los servicios de esta playa y si supone un incumplimiento o no, según dio a entender el responsable de Medio Ambiente. “Esto no me toca decirlo a mí” , matizó, pasándole la pelota a Padrón.

Desde el público asistente, principalmente socorristas, y vecinos, muchos de ellos cabreados, se escuchaban murmullos acusaciones y todo menos halagos. Y es que aparte de lo contado, Arona tiene pendiente todavía cuestiones importantes que aún no ha llevado al salón Consistorial, como el concurso de hamacas de Los Cristianos, que desde verano está parado, y el servicio de grúas, actualmente sin contrato en vigor, aunque sigue en funcionamiento sin que haya denuncia alguna. Se espera que estos asuntos aparezcan antes de final de año.