X
nacional >

González confirma que hay un “problema de liderazgo”

   

EUROPA PRESS | Madrid

El expresidente del Gobierno Felipe González opinó ayer que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene “una crisis de liderazgo”, tal como reflejan las encuestas, pese a ser “la mejor cabeza política” del país. “Rubalcaba es probablemente la mejor cabeza política que hay en España. Sin embargo, hay una crisis de liderazgo que reflejan las encuestas. ¿Es una contradicción? Sí”.

Durante la presentación de su libro En busca de respuestas. El liderazgo en tiempos de crisis, el expresidente añadió que en el caso de Mariano Rajoy no se ve una crisis similar porque “nunca” tuvo tal liderazgo.

González advirtió de que las elecciones primarias para elegir al candidato no deben convertirse en una segunda vuelta para quien no reciba el apoyo de su partido en un congreso. El expresidente abogó por universalizar este sistema para que no se entienda como una “pelea interior” por el liderazgo en un partido mientras las demás formaciones aprovechan para “criticar”.

A su juicio, es “un error de los políticos” celebrar un congreso para luego, si no lo ganan, intentar ser elegidos por su partido en unas primarias como si estas fueran una “segunda vuelta”. González cree que el PSOE tendrá que abordar la cuestión de las primarias no más tarde de diciembre o enero y manifestó que los posibles candidatos le parecen “gente razonable y notable”. También se mostró en contra de una ruptura entre el PSOE y el PSC y hacer un PSOE catalán.

Rubalcaba

En Los desayunos de TVE, Rubalcaba comentó que se siente “fuerte”, pero no quiso revelar si se presentará a las primarias de su partido con el argumento de que ahora se debe hablar del proyecto. De hecho, pidió a sus compañeros que dejen para “otro momento” el debate sobre quién se presentará a las próximas elecciones generales.
El secretario general del PSOE insistió en que el asunto que debe centrar la conferencia política es la alternativa que proponen los socialistas al Gobierno de Mariano Rajoy. “Después decidiremos”, remachó.