X
SOCIEDAD >

A los guardias civiles les valoran ocho veces más multar que auxiliar

   

Guardias civiles de tráfico auxilian en un accidente acaecido en Guía de Isora el pasado agosto. / DA

Guardias civiles de tráfico auxilian en un accidente acaecido en Guía de Isora el pasado agosto. / DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

A los guardias civiles de Tráfico les puntúa ocho veces más multar (en realidad, ellos solo denuncian) que auxiliar a un ciudadano en carretera, y dicho baremo puede influir en lo que cobran. Así lo denunciaron ayer representantes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), quienes también hicieron un llamamiento a la sociedad para poner coto a la peligrosa moda de sacar fotos a los radares y a los siniestros automovilísticos para luego subir las imágenes a las redes sociales.
Por lo que respecta a las tablas que se utilizan para rendir el rendimiento de los guardias, los portavoces de la AUGC detallaron que se trata del Régimen de Actividad Individual (RAI) y del Régimen de Actividad de la Unidad (RAU) y que está orientado “hacia la recaudación, en vez de poner el acento en si hay más o menos muertes o heridos en la carretera, que es el principal objetivo de nuestra labor”.

Un ejemplo de lo pernicioso que pueden resultar dichos baremos en la labor diaria de estos servidores públicos se constata en el ejemplo ofrecido: “Por denunciar nos dan dos puntos, por auxiliar 0,25; y además ni siquiera se distingue entre si auxilias a un ciudadano que se encuentra en una gasolinera de otro al que se le para el coche en la autopista a las cuatro de la mañana y te juegas literalmente la vida por ayudarle”.
La influencia de estas puntuaciones “pasa porque, según los números que saques, llegan a retirarte complementos de tu sueldo, en ocasiones por valor de 200 euros”. Cuestionados por la legalidad de tal medida, los representantes de esta asociación destacan que “todos los casos que se han llevado a los tribunales se han ganado y han tenido de pagar lo restado”.

Para estos guardias, “la denuncia es parte de nuestro trabajo, pero no se puede encaminar la actividad de los agentes a presentar el mayor número posible de las mismas”.

Fotografiar el dolor ajeno

Pero la AUGC también denunció una conducta “incívica, se mire por donde se mire”, y que observan “cada vez más en las carreteras”, ya que hay personas que no dudan en realizar maniobras bruscas “para sacar una foto de un control de alcoholemia, de un radar o de un accidente para luego subirla a las redes sociales”. A este respecto, los portavoces de la AUGC desvelaron que “se trata de una competición para ver quién sube más información o la foto más llamativa, pero la realidad es que hay quienes no dudan en pegar volantazos o parar ante un turismo que acaba de volcar, con heridos incluso, para sacarle una foto y luego continuar la marcha sin ayudar a los accidentados”.

Como es lógico, “este tipo de conductas está causando enorme malestar entre los guardias e incluso llega a condicionar su modo de trabajar, dado que las personas que hacen estas cosas no tienen reparo en publicar en las redes el rostro del guardia o la matrícula de su vehículo”.
Los miembros de la AUGC recordaron a quienes tienen este tipo de comportamientos que “las distracciones al volante, sobre todo por el uso de teléfonos móviles, sigue siendo la principal causa de muerte por accidente; y en el primer semestre de este año ya se contabilizan 156 fallecimientos por accidente de tráfico”.
Amenaza prohibicionista
Por último, los portavoces lamentaron que el actual Gobierno “pretenda acabar con el asociacionismo de la Guardia Civil a través del Reglamento disciplinario de las Fuerzas Armadas”. “Nuestro trabajo es de policía, por mucho que tengamos naturaleza militar no somos una fuerza armada”, sentenciaron.