X
PUERTO DE LA CRUZ >

Un informe de 2012 ya advertía del recorte de servicios en basura

   

El documento contempla la modificación de algunos servicios. / M. PÉREZ

El documento contempla la modificación de algunos servicios. / M. PÉREZ

GABRIELA GULSSERIAN | Puerto de la Cruz

Un informe técnico complementario firmado por el encargado general del servicio y la ingeniera industrial municipal, con fecha de 21 de septiembre de 2012 y que se había dejado en stand by, ya advertía de la supresión de determinados servicios de limpieza viaria y recogida de basura como consecuencia de la rebaja del 30% del canon a la empresa concesionaria Sufi Tarajal por parte del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz.

Esta reducción se llevó al pleno de septiembre y salió adelante con los votos a favor del grupo de gobierno (CC-PP) y la abstención de los tres de la oposición, Partido Socialista, Vecinos por el Puerto e Izquierda Unida Canaria. La propuesta se realizó tras entrar en vigencia ese mismo año el aumento del 60% en el coste del servicio, pasando de 60 a 93 euros anuales.

Sin embargo, el concejal de Concesiones Administrativas del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, Lope Afonso (PP), asegura que se trata de un documento “orientativo que es preceptivo para tramitar el expediente, pero solo después de conocerse los resultados de la negociación que mantendrá la empresa con sus empleados se sabrá cómo quedará reestructurada la plantilla y por lo tanto, los servicios”.

En el citado documento se precisa que como consecuencia de la modificación del canon se plantea una nueva propuesta para reducir el coste que conlleva varias modificaciones en cuanto a las prestaciones, algunas de las cuales se suprimen y otras se modifican con las posterior consecuencias para los vecinos. Entre las primeras se encuentran los barridos mecanizados, de repaso manual, repaso mecanizado y el repaso de papeleras. Asimismo, en lo que respecta al barrido manual en el centro de la ciudad se reducirá la zona de actuación y se dispondrá de al menos una brigada los domingos y festivos mientras que en la periferia este servicio será prestado con menor frecuencia.

El vaciado de papeleras, el baldeo mixto y la brigada de limpieza también se reducirán pero se ampliarán las zonas de recogida de los residuos sólidos urbanos aunque con menos rutas. En este caso la frecuencia se mantendrá pero no así en el repaso de la recogida y en la poda de residenciales y hoteles, ya que se unificarán los dos servicios y se aminorará la frecuencia, que pasará a realizarse por medio de cita telefónica. La misma medida se aplicará para la recogida de voluminosos y poda particular y para el lavado, mantenimiento y reposición de contenedores.

En el caso de actividades, fiestas, eventos y espectáculos públicos que se desarrollen en el municipio y que requieran del servicio, el Ayuntamiento tendrá la potestad de ordenar discrecionalmente los servicios en función del interés público “sin perjuicio de las incidencias económicas que de ello se deriven”, tal y como se dispone en el pliego de condiciones.