X
tribuna > Carlos Alonso

Para que las cosas ocurran – Por Carlos Alonso

   

No existe nada como el agua fresca. Un líquido transparente que genera vida. Pero cuando las aguas se estancan y permanecen inmóviles mucho tiempo se vuelven oscuras, insalubres y tóxicas. Lo mismo ocurre con las ideas. Y con los seres humanos. El movimiento es vida y es frescura. El movimiento es acción. Cuando el agua se mueve en grandes cantidades produce una fuerza imparable, la fuerza de las olas, de los ríos, de las cataratas. Y cuando los hombres y mujeres se mueven juntos y mueven sus ideas, se genera un impulso social que nadie puede detener. Hay personas que dejan que las cosas pasen, yo prefiero actuar para que ocurran.

Tenerife camina desde hace tiempo con pasos firmes por estrategias de crecimiento y de desarrollo que la consolidan como la isla más equilibrada del Archipiélago. Pero para que las cosas ocurran hace falta compromiso, fuerza y participación en las decisiones de los asuntos de la Isla.

Hace años, en otras circunstancias históricas, un inolvidable consejero del Cabildo Insular de Tenerife, Alfonso García Ramos, gran periodista y socialista tinerfeño, se preguntaba desesperado dónde estaban los hombres y mujeres de esta isla. Porque en determinados momentos, parece que la defensa de las cosa de Tenerife corresponde sólo a los políticos. Y no es así.

Los grandes éxitos y las grandes decisiones de esta tierra se han tomado por los hombres y mujeres de Tenerife situados en las empresas, en las organizaciones sindicales, en la calle. Fue así cuando esta Isla se levantó contra una Ley de Aguas que atentaba contra los históricos derechos de propiedad de los agricultores y ahorradores tinerfeños. Y se cambió la ley. Fue así cuando se defendió una integración en Europa que defendiera los intereses de las exportaciones canarias. Y ha sido así siempre que la gente se ha ocupado de defender su futuro.

Tenerife Se Mueve es una plataforma en defensa de los derechos de esta Isla que ha conseguido a pulso una decisión histórica. La aprobación definitiva por el Parlamento Europeo de la inclusión de las infraestructuras de nuestra Isla en la red prioritaria de transportes de la UE es una gran victoria y corrige lo que hubiera sido una injusticia y una discriminación con Tenerife. Nuestras infraestructuras estarán incluida en un programa de inversiones de casi 30.000 millones de euros para el próximo sexenio.

Treinta mil firmas de tinerfeños llegaron hasta Bruselas. Treinta mil voces como una sola. Todos los partidos políticos actuaron como una piña. Y el resultado de un movimiento capaz de unir a todo Tenerife en un objetivo común es que no hay nada que se pueda resistir a la fuerza de todo un pueblo en pos de un objetivo.

Quiero resaltar el valor de Tenerife Se Mueve como un ejemplo a seguir. Tras el éxito alcanzado, el objetivo ahora se centra en lograr el máximo apoyo para que el un REF capaz de generar empleo. Aspiramos a conseguir más de 25.000 firmas que respaldan una demanda necesaria acorde con la situación actual a través de la reducción de las cuotas a la Seguridad Social para facilitar la contratación. Estoy convencido de este nuevo éxito porque somos como un agua que se mueve, miles de gotas unidas formando una gran masa imparable. Ideas que se mueven para impulsar una isla. Es la unidad lo que nos proporciona la fuerza y es el movimiento lo que nos permite avanzar, generar nuevas ideas y proyectos, trasladarnos en el espacio y en el tiempo hacia un futuro que queremos mejor para aquellos que van a vivir aquí después de nosotros, nuestros hijos, a los que queremos dejar un Tenerife mejor.

Carlos Alonso es presidente del Cabildo de Tenerife