X
Al golpito>

Pedro Gili, la química del humilde – Por Rafa Lutzardo

   

He tenido la gran suerte de conocer al amigo y excelente persona Pedro Gili Trujillo, hombre rico en humildad y caballerosidad. Muchas han sido, y siguen siendo, las tardes en que hemos coincidido en el Ateneo de La Laguna en tertulias variadas y amenas. Natural de Adeje (Tenerife), pronto se traslada con su familia a vivir a Santa Cruz de La Palma y seguidamente a Santa Cruz de Tenerife. Está casado con una gran mujer llamada Luisa San Miguel Querejeta, de cuyo matrimonio nacieron dos hijos, Antonio y Mari Carmen. Pedro Gili tiene un currículum de un gran recorrido profesional: licenciado y catedrático en Química Inorgánica por la Facultad de Farmacia de La Laguna, Premio Extraordinario. Durante muchos años pasó gran parte de su vida profesional en Bilbao, de donde guarda gratos recuerdos. Muchos han sido los trabajos de investigación, tesinas de licenciaturas de grado, tesis doctorales, cursos impartidos, ponencias y conferencias dirigidas a lo largo de su vida académica.Una gran parte de Europa ha sido testigo de su presencia y de sus importantes intervenciones en conferencias sobre trabajos científicos. Sin duda, Canarias ha sido “cuna” de grandes científicos, los cuales, y por sus respectivos trabajos a lo largo de sus importantes trayectorias profesionales en el campo de la química inorgánica, han sido reconocidos con el Premio Canarias de Investigación. Sinceramente, creo que por la larga trayectoria profesional ejercida en este campo, Pedro Gili Trujillo es merecedor del Premio Canarias de Investigación. Al igual que muchos otros científicos de nuestra tierra, Pedro Gili ha sido una persona importante para el mundo científico, especialmente en la química inorgánica. Por otro lado, Pedro Gili y Alfredo Mederos publicarán en breve un nuevo libro basado en la historia de la Universidad de La Laguna entre los años 1913 y 1927. Por todo ello, y como otros muchos, Canarias no es solamente afortunada por tener un clima benigno. También, por tener personas como Pedro Gili Trujillo, hombre enamorado de su tierra, familia, profesión y amigos. Su humildad, educación, caballerosidad y respeto hacia los demás le permite mantener una escala de valores que sirve como modelo y ejemplo para muchos jóvenes del actual siglo XXI. Insisto, hombre merecedor de un justo reconocimiento por parte de los responsables del Premio Canarias de Investigación. Pedro Gili Trujillo no pide nada. Es su importante trayectoria profesional la que reivindica un justo homenaje a este gran hombre. Gracias querido y admirado Pedro Gili Trujillo por tenerme entre tus amigos.