X
un domingo cualquiera > Gustavo Matos

PP, estado de sitio – Por Gustavo Matos

   

Esta trituradora de derechos y libertades llamada Partido Popular sigue cada semana colocando más lejos la línea roja de la convivencia democrática que algunos imaginaban que ya nunca volvería a ponerse en discusión. Lástima que en algunos sectores del PP aún se desprenda un cierto tufo cuartelero que le ha llevado a plantear esta semana una nueva regulación del derecho de huelga a través de una ley de servicios mínimos, y una nueva ley de seguridad ciudadana que recuerda más la ley de vagos y maleantes de la dictadura que a una ley moderna y propia de un Estado de Derecho.

Tras la huelga de los trabajadores de la limpieza de Madrid que ha terminado con una clara victoria de estos y una derrota de Ana Botella, el PP ha encendido nuevamente la trituradora para hacer picadillo lo poco que no controla a estas alturas, que no es otra cosa que las herramientas de protestas de los ciudadanos. Y esta vez la casquería democrática se hará con el derecho de huelga que pretenden regular por la puerta trasera gracias a una mayoría absoluta ganada a base de mentiras en una campaña electoral infame.

Pero ahí no queda la cosa. El mismo partido político que tiene a su tesorero en prisión, que miente a los ciudadanos sobre sus cuentas o que destruye pruebas en un proceso judicial se siente con legitimidad para limitar a los ciudadanos de este país su derecho a manifestarse y contra sus políticas de recortes económicos y de libertades. Hasta 600.000 euros de multa por convocar manifestaciones o concentraciones a través de las redes sociales. También por difundir imágenes a través de las redes de abusos policiales en manifestaciones. O por protestas ecológicas como sobrevolar una central nuclear para protestar por el uso de esta energía. Son algunas de las desproporcionadas medidas que este casposo gobierno en blanco y negro plantea en su nueva norma de seguridad ciudadana que trata no de garantizar la seguridad de nadie, sino de eliminar cualquier atisbo de resistencia ciudadana ante sus políticas de destrucción masiva del estado del bienestar y de libertades públicas. A todas estas, espero que ya no quede nadie que siga pensando que el PP y el PSOE son lo mismo. Hoy no sería posible un 15M ni una ocupación de la Plaza del Sol en Madrid con este gobierno. El PP está gobernando con una máquina del tiempo. La presente legislatura comenzó en 2011 y a ese ritmo acabará en 1942 porque los retrocesos en derechos y libertades que está imponiendo a ritmo marcial esta derecha oscura están pulverizando todos los consensos de la transición.

Gustavo Matos es Secretario Política Municipal del PSC-PSOE
@matosgustavo