X
tribuna > Casimiro Curbelo

Presupuestos de luces y sombras – Por Casimiro Curbelo

   

Cuando todo el mundo habla de recortes específicos provenientes del Estado a la autonomía, resulta positivo que se produzca cualquier crecimiento, que en el caso de los Presupuestos regionales para La Gomera el próximo año se materializará en 2,5 millones de euros más de los recibidos en el presente ejercicio. Debemos tener en cuenta, además, que se garantizan los servicios públicos – sanidad, educación y servicios sociales. Se trata, sin embargo, de unas cuentas que no sólo tienen luces, sino también sombras. Satisfactorio es que se incrementen las inversiones, pero haría falta más dinero para combatir el desempleo, asunto que debe seguir siendo la prioridad de todas las administraciones públicas.

Es verdad que el presupuesto regional para empleo crece un 5,85 por ciento y que se eleva la dotación del Servicio Canario de Empleo, pero son demasiadas las necesidades de una comunidad con el 33 por ciento de paro, de ahí que resulte inaudito que el Gobierno del Estado suprima la inversión del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), que suma 32 millones de euros en 2012.

Y es necesario alabar que se fortalezcan las acciones regionales para atender a las personas en exclusión social; que se mantengan el empleo público, o que se ponga el acento en la mejora de la educación, apostando siempre por lo público frente a otras opciones – frente a los frustrados intentos de suprimir las ayudas Erasmus, en Canarias suben los recursos para becas en un 23 por ciento, igual que se pone más dinero para comedores escolares o se aumentan las plazas de FP-. Pero aún estamos muy lejos de poder atender las necesidades de toda la sociedad.

La inversión de la Comunidad Autónoma en la Isla colombina en 2014 ascenderá a 10.452.253 euros, que se emplearán por ejemplo en la Travesía de Hermigua, una obra sobre la que no podemos olvidar que debía estar concluida en 2007. Se invertirá, asimismo, en zonas comerciales abiertas, pero esta acción figura en un convenio ya firmado con el Cabildo que, una vez dada la conformidad por los vecinos afectados, las asociaciones empresariales y los ayuntamientos respectivos, adjudicará dos actuaciones en San Sebastián y en Vueltas, municipio de Valle Gran Rey.

Y, aunque además se destinarán recursos al Parque Nacional de Garajonay, la realidad es que son insuficientes, porque hay mucho por hacer. Sí resulta muy oportuno el dinero que llegará para infraestructuras turísticas de importancia para el desarrollo económico y social de La Gomera, como son el Parque Marítimo de Valle Hermoso o los miradores de El Cristo, en San Sebastián, o Juan Rejón, en Valle Gran Rey, cuyos proyectos ya están redactados o a punto de culminar por el Cabildo, y que se darán a conocer en breve a los vecinos, para su licitación y ejecución inmediata.

No obstante, no se ha consignado nada para el mirador de El Santo, que también está sin terminar en Valle Gran Rey, el Centro de Visitantes de Agulo, la restitución de las barreras de seguridad de la carretera GM1 o las que se deben reponer en la carretera dorsal de la Isla, pues sufrieron los efectos del último incendio.

Sería deseable, asimismo, que hubiera más recursos para la restitución de los daños causados por el fuego en 2012 y que, además de iniciar la actuación en el Puerto de Playa de Santiago, en Alajeró, se hiciera la inversión que requiere el Puerto de Vueltas para propiciar el atraque de cruceros y las comunicaciones marítimas de los pueblos del Sur con el exterior, logrando el desarrollo del municipio de Valle Gran Rey que tiene una gran proyección turística.

Cuando han sido varios los años en los que Cabildos y Ayuntamientos hemos acordado ceder a la Comunidad Autónoma recursos del Bloque de Financiación Canaria, no podemos sentirnos plenamente conformes y, pese a todo, tenemos que reconocer que los Presupuestos regionales para 2014 son unas cuentas razonables, equilibradas y acordes con la actual situación de crisis.

Nos encontramos en un escenario de restricción presupuestaria muy fuerte y, en un marco tan asfixiante, bastante es garantizar los servicios públicos esenciales. Sin ser los mejores presupuestos a los que podríamos aspirar, las cuentas elaboradas por la Comunidad Autónoma nos ayudarán a perseverar en nuestro empeño de calidad de vida y bienestar social, tal y como también se ha planteado el Cabildo de La Gomera y como se recogerá en los próximos presupuestos insulares, cuya tramitación ya se ha iniciado para que puedan estar en vigor el 1 de enero de 2014.

Casimiro Curbelo es presidente del Cabildo de La Gomera