X
tribuna > Óscar Izquierdo

La reactivación del sector de la construcción – Por Óscar Izquierdo

   

El sector de la construcción tiene un futuro a medio y largo plazo alentador e ilusionante en la ejecución de obras de reformas y rehabilitación. Es una tendencia cada vez más clara y palpable como consecuencia de la caída y paralización de la obra nueva, como consecuencia de la inexistencia del crédito hipotecario y de la política restrictiva de las entidades financieras, que han llevado al tejido empresarial del sector a una situación límite, dándole la espalda y provocando el cierre y la desaparición de cientos de empresas. Aquí lo que ha existido verdaderamente es una “burbuja financiera”. La Administración se está concienciando en tomar medidas legislativas, técnicas y promociónales en cuanto a la rehabilitación en general y a la eficiencia energética de las edificaciones en particular. Este ámbito de actuación empresarial es un importante potencial de negocio para las empresas del sector y como consecuencia para la creación de empleo y además especializado, por el tipo y la complejidad que suponen las obras de reformas.

Uno de los mayores daños y que está paralizando la recuperación del sector de la construcción es la economía sumergida (conjunto de actividades productivas deliberadamente ocultadas a las administraciones para evitar determinados costes fiscales, sociales y normativos). Por su misma naturaleza oculta es difícil de cuantificar, pero lo que si está demostrado es que en estos momentos es bastante significativa en el sector de la construcción, especialmente en obras de reformas y rehabilitación, ya que se detectan de manera generalizada la presentación de presupuestos a unos precios insostenibles para una empresa legalmente establecida. A esto habría que añadir la ineficacia de las políticas puestas en marcha por la Administración para luchar contra esta lacra que impide el relanzamiento de la economía. Se tendría que poner en marcha una importante campaña de concienciación social señalando las responsabilidades que asumen tanto quien trabaja en ese ámbito como los que les contratan. El Registro de Reformas y Rehabilitación RRR de Fepeco lucha contra el intrusismo empresarial, diferenciando a las empresas solventes, profesionales, de total garantía y confianza de las que no son capaces de ejecutar las obras con la suficiente capacidad técnica y competencia y sin ninguna garantía.

Hay que potenciar una verdadera conciencia y cultura social de la rehabilitación, mediante el reciclaje y actualización profesional de las empresas, técnicos y trabajadores del sector. Que la Administración asuma su responsabilidad de favorecer vía reducción fiscal y ayudas directas las obras de rehabilitación del parque público y de las iniciativas privadas. Que los propietarios de edificaciones, inmuebles, locales, naves, etc, comprendan que rehabilitar es revalorizar su propiedad, valorizando sus activos, dando una mayor eficiencia al inmueble y una mayor calidad de vida a la persona. Potenciar el importante papel dinamizador de la sociedad civil a través de las comunidades de propietarios como vertebradotes de riqueza económica y social a través de su responsabilidad para acometer aquellas obras de reformas y rehabilitación necesarias e imprescindibles en las edificaciones.

El Registro de Reformas y Rehabilitación RRR, de Fepeco quiere profesionalizar y dignificar el negocio de la reforma y la rehabilitación, por su repercusión positiva en el mantenimiento de las empresas y en la creación de empleo. Por lo tanto, tenemos que estar pendientes y al día en la legislación vigente al respecto y a los planes, ayudas y subvenciones públicas a las que se puedan acoger tanto el tejido empresarial, como los ciudadanos y las entidades civiles, como las comunidades de propietarios. Además es una vía directa y personalizada de información y comunicación entre las empresas, la Administración, los profesionales del sector y los ciudadanos.

Es necesario fomentar el consumo y la demanda de los proyectos de rehabilitación y obras de reforma, por su utilidad para una concienciación ciudadana que asuma como propio y con valor este tipo de obras por la repercusión social y personal que tiene. Por eso es importante una actuación integral de reformas en muchas edificaciones que llevan muchos años sin ningún tipo de mantenimiento y conservación y mejorar la calificación energética de las viviendas, subrayando el potencial de ahorro y mejora de confort que supone invertir en rehabilitación. ¡Ahora es el momento!

*Director-Gerente de FEPECO