X
lucha canaria >

La rivalidad del Norte

   

Marcos Ledesma debe tirar del carro para que el Rosario Estación de Servicio El Mirador se anote los tres puntos en juego. / DONELIA PÉREZ

Marcos Ledesma debe tirar del carro para que el Rosario Estación de Servicio El Mirador se anote los tres puntos en juego. / DONELIA PÉREZ

LUIS DE LA CRUZ | Santa Cruz de Tenerife

Pasión, rivalidad y muchas cosas en juego: el Rosario Estación de Servicio El Mirador se mide esta noche (21.00 horas) ante el Tegueste Mercatenerife, en la primera luchada de la quinta jornada de la Liga Cabildo de Tenerife de Primera Categoría.

Los valleros son conscientes de lo que se juegan en este envite. Tienen una derrota en su casillero, producto de su visita a Santa Úrsula. Perder tres puntos puede suponer, aunque todavía queda mucho camino por recorrer, que puede despedirse de la lucha por el título de una de las competiciones de los últimos tiempos.
La directiva que preside Miguel Varela ha trabajado de manera intensa a lo largo de la semana para motivar a su hinchada para que llenen el terrero Chaval I. Los valleros quieren que su terrero sea una olla a presión y que sus luchadores reciban el calor desde la grada. Es una de las premisas fundamentales para anotarse el triunfo y mantener viva la competición. Marcos Ledesma está bastante recuperado de su lesión y así lo demostró el pasado viernes en su encuentro ante el Cepsa Lumicán Campitos. Se trata de una de esas luchadas donde su actuación es fundamental, porque los dos puntales tendrán que verse las caras en la zona de definición del encuentro. Agustín González, Alejandro Afonso y el trabajo en las primeras sillas de Eusebio Ledesma son la esperanza de un equipo que sigue soñando con revalidar el título de esta Liga Cabildo de Tenerife.

Mucha ilusión

Todos sus encuentros los ha saldado con triunfo, el Tegueste es uno de los firmes aspirantes a llevarse el entorchado.
Llegan a Tegueste con mucha ilusión y contarán con el arrope de su afición, que está totalmente identificada con el conjunto de Ignacio Ramos.
Los teguesteros no deben acusar el ritmo de competición porque hace 15 días que no luchan. Añaterve Abreu es el buque insignia de este conjunto. El villero tiene muy buenas sensaciones y saldrá a por todas en un terrero que se le suele dar bastante bien.

Efraín Perera y Pedro Hernández son otros dos luchadores que están en la obligación de dar la cara cuando el club teguestero lo requiere. Zebenzuí Hernández es el árbitro del choques.