X
tribuna>

La seguridad en Las Chumberas – Por José Antonio Valbuena Alonso

   

Esta semana los vecinos de Las Chumberas han podido por fin recibir la buena noticia que durante meses de angustia han estado esperando: va a haber dinero para poder reparar las viviendas afectadas por la aluminosis. Aunque aún solo es un anuncio, debemos confiar en que la ministra de Fomento, Ana Pastor, cumpla la palabra que nos dio en la reunión que mantuvimos el miércoles y que finalmente el Gobierno del PP encauce un problema que nunca se debió crear, porque el compromiso con los afectados quedó cerrado en la legislatura anterior, y los vaivenes dados por el actual Ejecutivo central no han sido sino un despropósito que es necesario superar cuanto antes. La ministra se ha comprometido a que en el primer trimestre de 2014 se firmará el convenio plurianual, y el Ayuntamiento de La Laguna, por su parte, tiene ahora que preparar el plan de actuación para poder empezar en cuanto el documento se firme. Quedan aún, no obstante, negociaciones dentro del Gobierno central para definir las partidas presupuestarias, aunque de verdad esperamos que esto último no vaya a convertirse en un freno más. Y es que se trata de una actuación de justicia, porque no podemos olvidarnos, y parece que algunos dirigentes del PP lo habían hecho durante demasiado tiempo, de que de lo que estamos hablando de aquí es de la seguridad de cientos de vecinos que viven en una absoluta situación de peligro y, hasta que no vean iniciadas las obras, de incertidumbre. Cuando en 2011 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dio la promesa de asumir la reposición de las viviendas, estos laguneros respiraron aliviados pensando que su pesadilla había pasado. No fue así, lamentablemente, y han tenido que pasar dos años más de angustia y de protesta para que finalmente desde Madrid se muestren sensibles ante un problema que afecta a familias que lo están pasando cada vez peor. De verdad que esperamos que esta vez la promesa de la ministra de que se va a confirmar el convenio en pocos meses sea real, porque han sido demasiados varapalos para unas familias humildes, que han asistido atónitas a una situación en la que un problema tan objetivo como el de sus viviendas se ha convertido en un arma usada desde un punto de vista político por el PP. Cuando alguien tiene una responsabilidad pública debe gobernar de forma equilibrada y, sobre todo, justa. Y de justicia era que se oyesen los argumentos de los vecinos de Las Chumberas porque a ningún gobierno de bien puede dejar de caérsele la cara de vergüenza si da la espalda a un problema así. En este punto, sí que quiero resaltar que en lo que a las instituciones tinerfeñas y canarias se refiere, podemos presumir de haber actuado de forma responsable, trabajando de manera unida para desbloquear el problema. Es un ejemplo de que si hay voluntad política y si se suman esfuerzos, es posible sacar adelante decisiones beneficiosas para nuestra gente, consiguiendo vencer todos los obstáculos que se presentan en el camino. Me alegro, de verdad, de que finalmente el PP haya recapacitado. Es hora, por tanto de mirar al futuro y de alegrarnos de que estos vecinos vayan a ver cumplido su derecho a tener una vivienda digna y segura.

*CONSEJERO INSULAR DE VIVIENDA Y SEGURIDAD