X
por derecho > Marta Gómez Toledo

Uso de la vivienda conyugal – Por Marta Gómez Toledo

   

Una de las medidas que mayor controversia plantean los divorcios y separaciones judiciales es el otorgamiento del uso de la vivienda conyugal a uno de los cónyuges.

La regla general es que se otorgue el uso de la vivienda que ha sido la residencia familiar a aquel progenitor sobre el que recae la guarda y custodia de los hijos menores, sin embargo, nos surgen varias cuestiones ¿Qué sucede con la vivienda en caso de custodia compartida? , e igualmente ¿qué sucede cuando el hijo ha alcanzado la mayoría de edad?.

Pues bien, en caso de custodia compartida, los Tribunales han venido acogiendo la fijación de un uso alternativo de la vivienda familiar, es decir, los menores residen de forma continua en la vivienda siendo los progenitores los que se encuentran obligados a cambiar su residencia de forma temporal. Ello exige que cada progenitor tenga a su disposición otra vivienda donde residir cuando no ejerza la custodia de sus hijos.

Esta medida se adoptará cuando se convierta en la mejor forma de proteger los intereses de los menores y su derecho a estar con ambos progenitores y a un derecho de habitación digna.

Otro problema que surge con respecto al uso de la vivienda es cuando el hijo alcance la mayoría de edad, en estos casos ¿qué sucede con el uso? ¿Puede el progenitor no custodio solicitar el desalojo de la vivienda?. En estos casos, el progenitor puede solicitar la modificación de medidas, ya que las circunstancias se han alterado, y han dejado de tener derecho alguno respecto de la vivienda, por lo que la parte puede pedir la extinción de dicho uso. Sin embargo, si cualquiera de los hijos está ocupando la vivienda, el desalojo de la vivienda familiar no se puede hacer en el proceso de familia, sino a través de un proceso de precario.

Marta Gómez Toledo de GÓMEZ TOLEDO ABOGADOS-HISPAJURIS
ÁREA DE DERECHO DE FAMILIA
www.gomeztoledoabogados.com