X
ahora áfrica>

Vecindad – Por Juan Carlos Acosta

   

La Unión Europea acaba de confirmar su apoyo al desarrollo y la integración de África Occidental durante el periodo comprendido entre los años 2014 y 2020 con una inversión de 6.400 millones de euros. Se trata de un importante paso dado en sus políticas de cooperación con unos territorios habitados por unos 300 millones de personas, pues servirá para acentuar el prometedor crecimiento que, en cifras que rondan el 5%, registran la mayoría de los países que conforman la región. Los programas comunitarios están planteados en secuencias plurianuales, en este caso, en septenios, para diseñar acciones con continuidad y evitar que los esfuerzos se diluyan en las pausas administrativas. El hecho viene a confirmar además que, aunque la crisis financiera internacional hace mella en los presupuestos de casi todos los capítulos que se tratan en Bruselas, la decisión de seguir contribuyendo al despegue del continente vecino permanece centrada con vigor entre sus prioridades de acción exterior, por suerte para las Islas. También cabe resaltar que la Comunidad de Estados de África Occidental, CEDEAO, decidió la semana pasada, en una cumbre celebrada en la capital de Senegal, Dakar, afianzar la unión aduanera y consolidar su mercado común, que generará resultados multiplicadores en su economía global por la eliminación de barreras competenciales, al tiempo que avivará la colaboración y producirá estabilidad a través de la reducción de la pobreza y la remisión de conflictos tanto nacionales como interétnicos. Entre los resultados esperados está también la ampliación de los transportes, así como la reducción de sus costes y la duración de los viajes con el fin de favorecer el comercio, una de las premisas centrales en lo que se ha transformado la cooperación moderna, dados los exiguos resultados de los anteriores modelos. Por su parte, el director de Relaciones con África del Gobierno de Canarias, Pablo Martín Carbajal, ha adelantado en varias ocasiones que la UE aprecia los buenos resultados de las apuestas realizadas con sus partidas por el Ejecutivo autonómico en el septenio anterior y que, fruto de ello, prevé aumentar su dotación económica para los programas de integración que gestiona el Archipiélago con sus cuatro principales contrapartes, Marruecos, Mauritania, Senegal y Cabo Verde, sustentados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER, y que puede suponer un incremento para el próximo septenio del 150%, es decir, pasar de 40 a 100 millones de euros para las acciones de vecindad lideradas por las Islas. Eso sí, es de esperar que la inversión total de Europa promueva flujos financieros paralelos que, unidos al buen momento de las economías africanas, puedan generar otros réditos inesperados si no perdemos de vista lo que ocurre aquí al lado.

@Juan_C_Acosta