X
Santa Úrsula >

Víctor Hernández (PSOE) tilda a AISU de “amarillista” y elude dar cifras al Pleno

   

Pleno Santa Úrsula

Los ‘rebeldes’ abandonaron el pleno. / M. PÉREZ

GABRIELA GULESSERIAN | Santa Úrsula

Con el constante argumento de que AISU buscaba un “amarillismo absurdo”, el primer teniente de alcalde, Víctor Hernández Barroso (PSC-PSOE), eludió especificar ante el Pleno las cantidades invertidas en determinados proyectos de sus áreas, como SuGuiño en Construcción; el gasto de los monitores y las becas de los alumnos que participan; el costo de las urnas de cristal en las que se exponen los datos de la Casona de San Luis; o el presupuesto para las obras del Jardín Social.

“Yo no soy una calculadora”, le dijo el también concejal de Urbanismo, Servicios Sociales, Cultura y Juventud, al portavoz de AISU, Juan Acosta, y lo remitió al Interventor para que le diera los datos económicos requeridos.

La comparecencia de Víctor Hernández Barroso y la concejal de Mujer, Educación, Política de Igualdad, Comercio, Turismo, Consumo y Participación Ciudadana, fue solicitada por los seis concejales rebeldes del PP, del mismo partido político que la alcaldesa, Milagros Pérez. Sin embargo, éstos abandonaron la sesión minutos después de comenzar tras la “invitación” de la regidora local al edil Juan Jorge Afonso a retirarse debido a que éste cuestionó el tiempo de las intervenciones, “que no adaptaban al reglamento de la corporación”.

Como consecuencia, fue AISU el único grupo que preguntó sobre la gestión de las áreas en las que tienen responsabilidad ambos ediles.
Hernández Barroso defendió con uñas y dientes SuGuiño, “un proyecto educativo en el que se trabaja con 20 jóvenes que están en riesgo de exclusión social y que AISU quiere banalizar” pese a que es “más efectivo que algunas de las iniciativas puestas en marcha por su gobierno”, manifestó.

La discusión entre Hernández Barroso y Acosta traspasó las fronteras del pleno cuando el primero dijo que “no llevaba a los empleados municipales a pintar su casa”. Una frase que el portavoz de la formación independiente pidió que constara en acta y le advirtió de que “tendrá que aclarar en los juzgados”.

Pese a que la comparecencia de Medina fue más ágil, ya que ni siquiera llegó a los 20 minutos y no fueron necesarias aclaraciones por parte de la alcaldesa, también estuvo salpicada de acusaciones mutuas y no se pudo evitar las críticas a la gestión del anterior mandato.