X
política >

Los 88 ayuntamientos canarios se desean financiación y autonomía

   

25 aniversario FECAM

Acto conmemorativo de los veinticinco años de la Fecam, ayer en la Sala de Cámara del Auditorio de Tenerife Adán Martín. / SERGIO MÉNDEZ

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Con una semana de retraso por culpa del temporal, la Federación Canaria de Municipios (Fecam) conmemoró ayer, con la sobriedad propia de los tiempos que corren, el vigésimo quinto aniversario de su fundación.

En el Auditorio de Tenerife Adán Martín, el acto conmemorativo tuvo una doble vertiente. De un lado, fue un homenaje a las entidades y a las personas que, desde la convicción y el empeño, contribuyeron a levantar un edificio sobre las ruinas. Por otra parte, la convocatoria sirvió de altavoz a unas reivindicaciones centradas en la financiación y en la autonomía local.

Con el consenso como eje de los discursos, los cuatro intervinientes repartieron críticas y elogios sin caer en la flagelación ni en la autocomplacencia.

Antes del turno de palabra, el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, entregó la insignia de plata a cinco de los seis expresidentes de la Fecam. El primero de ellos, el portuense Félix del Real, faltó a la cita por motivos de salud.

El anfitrión, el chicharrero José Manuel Bermúdez, destacó la vocación regional de los pioneros y la capacidad de resistencia de los ayuntamientos. Tras proclamar que el modelo tributario está agotado, reclamó una revisión de las fuentes de ingresos, porque “los recursos no son suficientes”. Acerca de la reforma de la Administración local, que ayer era aprobada en el Senado con la incorporación de una enmienda de Coalición Canaria que reconoce la singularidad de los cabildos, Bermúdez manifestó que la ley “no es racional ni sostenible”.

En nombre de los expresidentes, el segundo de ellos en orden cronológico, José María Espino (Arrecife), recalcó que los ayuntamientos y los cabildos son “igual de imprescindibles y compatibles”. En su opinión, la aceptación de ese principio favoreció el éxito. “Cada uno en su sitio y todos unidos”, vino a decir.

Manuel Ramos Plasencia

Manuel Ramos Plasencia, presidente de la Fecam. / S.M.

A continuación, el actual presidente de la federación, Manuel Ramos, resumió que las máximas prioridades de las corporaciones que representa son los servicios sociales y el empleo. Para cerrar su alocución, el alcalde de Alajeró invocó el espíritu del premio nobel de la paz Nelson Mandela. “El camino es difícil pero no imposible”, remachó.

Finalmente, Rivero hizo un recorrido histórico por el discurrir de la Fecam y llegó a la conclusión de que “la democracia empezó en los ayuntamientos”. El exalcalde de El Sauzal resaltó que el municipalismo cimentó las estructuras del Estado de derecho en España.

A Rivero, Bermúdez y Ramos los acompañaban en la mesa la delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento; el presidente del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso, y el vicepresidente del Parlamento regional, Julio Cruz. Entre los asistentes se encontraba, además, el expresidente autonómico Jerónimo Saavedra, a la sazón titular de la institución del Diputado del Común.

Como colofón, el cuarteto de cuerda Piazzolla interpretó unas piezas musicales clásicas y clausuró la ceremonia con los himnos de Canarias y España.

La Fecam se constituyó el 10 de diciembre de 1984 en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria). La asamblea eligió al entonces alcalde del Puerto de la Cruz, Félix del Real, uno de los impulsores del proyecto. A este organismo de coordinación y cauce directo de participación están asociados los 88 ayuntamientos del archipiélago canario.