X
LAS ISLAS, ¿FUTURA REGIÓN PETROLERA? > DEBATE SOBRE EL IMPACTO AMBIENTAL

Canarias prepara ya su propio plan ante vertidos de crudo por Repsol

   

BARRERA FLOTANTE DERRAME PETRÓLEO

Barreras flotantes para frenar un vertido de hidrocarburos. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias es consciente de que su ofensiva judicial, institucional, política y social puede que no impida los sondeos de Repsol frente a Lanzarote y Fuerteventura, y por ello está elaborando ya unos planes de contingencia ante eventuales derrames de crudo para proteger las costas de las Islas.

No se trata solo del riesgo que pueda existir durante las prospecciones que comenzarán, si los tribunales no lo paran antes, en 2014, según tiene programado Repsol, sino de la propia extracción del crudo o el gas que podría venir a continuación.

Así lo ha confirmado el comisionado del Ejecutivo regional para el Autogobierno y las Relaciones Institucionales, quien ha aclarado que las instituciones públicas canarias que se oponen a este proyecto mantendrán su batalla. “Pero no nos fiamos de que Repsol y la Administración estatal estén preparados para un accidente que amenace nuestras costas e infraestructuras, por lo que tenemos que preparar nuestro propio plan para estar en condiciones de protegerlas”. Por ello, según Ríos, “el Gobierno canario ya trabaja, en la medida de sus posibilidades y recursos” en diseñar su propia estrategia, pues, “aún siendo competencia estatal, la Comunidad Autónoma no puede desentenderse de eso”.

El Gobierno canario admite que existen planes del Ministerio de Fomento para casos generales pero no planes específicos para un gran derrame frente a las islas orientales provocados por sondeos, barcos, o pozos de petróleo, y la mayoría de medios, “como barreras o detergentes, están en la Península”.

La intención del Ejecutivo es planificar la protección, frente a un accidente, de las potabilizadoras, los puertos, los sitios pesqueros o las playas canarias, además de prever las posibles direcciones que tomaría el hidrocarburo derramado, porque a día de hoy “el Gobierno estatal no sabe ni hacia dónde iría un gran vertido si lo hubiera”.

Este diario intentó conocer el viernes, sin que fuera posible, la versión de Capitanía Marítima sobre los planes de contingencia estatales ante vertidos de petróleo en Canarias.

La petrolera tendrá un plan preventivo

Repsol ha confirmado recientemente a El País que se está trabajando en dicho plan de contingencias, que deberá aprobar el Ministerio de Fomento, aunque no sabe cuándo estará listo. La compañía también ha asegurado que un accidente durante los sondeos es “casi imposible” (una posibilidad entre 50.000) aunque reconoce que entre 2006 y 2010 fueron responsables de más de 6.900 vertidos en todo el mundo, “un dato que no solo engloba las operaciones de exploración y extracción, sino también el transporte”. Pero Rick Steiner, profesor de la Universidad de Alaska hasta 2010, especialista en conservación marina y asesor de una decena de países sobre perforaciones en mar abierto, ha señalado que el riesgo de vertido en el Archipiélago es 60 veces superior al que defiende Repsol en el estudio de impacto ambiental de sus prospecciones. A juicio de este experto, “presión, temperatura y riesgos de los pozos de Canarias serían comparables, por no decir significativamente mayores, que los del pozo Macondo, que registró un fallo de consecuencias catastróficas en el Golfo de México”.