X
la columna>

La columna de Churchill – Por Tinerfe Fumero

   

Si tenemos un comando anticolilla, ahora falta que pongan ceniceros
Loable iniciativa del Ayuntamiento capitalino, que ha creado un grupo policial que patrulla de paisano para disuadir a quienes, por ejemplo, arrojan al suelo la colilla. Igualmente loable resulta la iniciativa privada que, con el respaldo del Ayuntamiento de La Laguna, ha decidido situar ceniceros en las puertas de lugares de ocio. Ahora solo nos hace falta que en La Laguna pongan a policías de paisano que fuercen este necesario de costumbres… y ceniceros en la capital, donde más de una papelera va a arder porque no hay más lugares donde tirar la colilla por la calle. Avanzamos, solo que a un ritmo cambiado…

Enterrando a Soria
No oigo más que cruces para el ministro canario a cuenta de su guerra perdida con Cristóbal Montoro. El que pretende enterrar hoy a José Manuel Soria no parece conocerle mucho, no.