X
SUCESOS >

Denuncian un suplantamiento de identidad a una tinerfeña en un contrato telefónico

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Una vecina del santacrucero barrio de Salamanca ha denunciado en días pasados ante el Cuerpo Nacional de Policía una suplantación de su identidad tras escuchar una grabación en la que otra mujer se hace pasar por ella a la hora de aceptar determinadas condiciones en un contrato con Orange, una importante multinacional del sector de las telecomunicaciones.

Según se detalla en la denuncia presentada en comisaría, los hechos se remontan al mes pasado, cuando el marido de la denunciante inicia una negociación con dicha multinacional para contratar determinados servicios. Al rato llega a un acuerdo para contratar una línea de ADSL en el domicilio por 45 euros mensuales y la posibilidad de adquirir un teléfono marca Apple, modelo iPhone 5S sumando a esos 45 euros otros 16 euros mensuales durante 24 meses y 19 euros de entrada por el citado terminal.

Días después, los trabajadores de la multinacional en cuestión instalan en su domicilio la línea de ADSL, requisito previo para acceder a la oferta por el móvil. Sin embargo, cuando procede a ello se le informa que para adquirir el terminal tendrá que satisfacer una cuota de 16 euros mensuales más 99 euros de entrada y no los 19 que le habían ofrecido inicialmente.

Como todo había sido contratado mediante grabación telefónica, el matrimonio solicitó la grabación de la negociación que había mantenido con la operadora para demostrar que tenían razón en la oferta, pero la sorpresa llegó cuando les enviaron por vía electrónica una grabación en la que una mujer se identificaba falsamente como la ciudadana ahora denunciante y llegaba al acuerdo pero en los términos detallados cuando ya habían instalado el ADSL.

Eso sí, la suplantación tiene poco recorrido ya que la denunciante, a pesar de tener nombre y apellido típicamente vascos, es santacrucera de nacimiento, sigue viviendo en la capital y su dulce acento canario es muy distinto del de la peninsular que se prestó a la grabación en cuestión.

Los denunciantes también han presentado la oportuna queja ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor.