X
ECONOMÍA >

Las dos temporadas de rebajas de 2014 en las Islas ya tienen vía libre

   

TEMPORADA REBAJAS TENERIFE

Una estampa típica en los periodos de rebajas. La imagen está captada en el centro de Santa Cruz. / F. PALLERO

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

No era un secreto celosamente guardado bajo llave, pero faltaba la confirmación de la Consejería de Empleo, Industria y Comercio. Esta llegó el martes con la publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) de la resolución por la que se ratifica la orden del 15 de diciembre que determina los dos periodos estacionales de las rebajas en los comercios del Archipiélago.

Tal como ya figuraba en el expediente tramitado por la dirección general que dirige Gustavo Matos, las rebajas de 2014 comenzarán el día después de Reyes. La temporada de invierno se extenderá hasta el 6 de marzo. La de verano arrancará el 1 de julio y finalizará el 31 de agosto. Así será en todas las islas excepto en Lanzarote, donde se alargará hasta el 15 de septiembre.

Según la legislación vigente, existe venta en rebajas cuando los artículos se ofertan a un precio inferior al fijado anteriormente. No se consideran venta en rebajas la de aquellos productos que no hayan sido puestos a la venta en condiciones de precio ordinario con anterioridad ni los productos deteriorados o adquiridos con objeto de ser vendidos a precio inferior al ordinario.

La Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista establece, en el artículo 25, que la duración de cada uno de los periodos en rebajas, previstos a principio de año y, en torno al periodo estival de vacaciones, será como mínimo de una semana y como máximo de dos meses, de acuerdo con la decisión de cada comerciante, dentro de las fechas que fije cada comunidad autónoma.

No obstante, algunos establecimientos han aprovechado las fechas navideñas para variar a la baja determinada mercancía como reclamo ante la crisis.

En este último mes del año, la mayor confianza del consumidor y la recuperación de la paga extra de los funcionarios son dos alicientes que intenta rentabilizar el sector. A ello se añaden las excelentes cifras del turismo.

La imaginación es un factor clave para sortear los baches en el camino de la recuperación económica. A la vuelta de la esquina se sabrá si la aceleración ha dado resultados satisfactorios.

El Ejecutivo regional recuerda que la legislación reconoce las “particularidades de orden social, económico y jurídico que inciden de manera sobresaliente en la configuración de la ordenación jurídica de la actividad comercial en Canarias y las implicaciones del régimen especial como región ultraperiférica en relación con dicha ordenación”.

De hecho, el preámbulo de la ley 4/1994 señala de manera explícita que en su elaboración se trató de “incorporar las particulares circunstancias que concurren en la Comunidad Autónoma de Canarias, y que exigen un tratamiento de determinados aspectos del comercio interior, fundamentalmente en la actuación pública sobre la actividad comercial, especialmente en lo relativo a la reforma y modernización de las estructuras comerciales, el control de los operadores económicos que intervienen en esta actividad, las previsiones de ocupación de suelo y demás aspectos que incidan en el denominado “urbanismo comercial”.

En la misma línea, “el preámbulo de la ley 12/2009 invoca de modo expreso la versatilidad del derogado artículo 299.2 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea [en la actualidad, artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea] para advertir de la relevancia del severo condicionamiento que genera la condición ultraperiférica, que implica costes adicionales a la actividad”.

Los 10 domingos y festivos de apertura

El BOC ha publicado la orden que establece los 10 domingos y festivos en los que los comercios podrán permanecer abiertos al público en cada una de las islas durante 2014.

La variación es mínima y está en función básicamente de los días festivos que rigen en el ámbito insular.

Tras la modificación acometida por el real decreto 20/2012, de 13 de julio, la ley 1/2004, de 21 de diciembre, establece que el número mínimo de domingos y días festivos en los que los comercios podrán permanecer abiertos al público será de 16. Las comunidades autónomas podrán cambiar lo “en atención a sus necesidades comerciales”, incrementándolo o reduciéndolo, sin que en ningún caso se pueda limitar por debajo de 10 el número mínimo de domingos y festivos de apertura autorizada.

Cada comerciante elegirán libremente el horario correspondiente a cada domingo o día festivo en que ejerza su actividad. La determinación de los domingos o días festivos en los que podrán permanecer abiertos al público los comercios corresponderá a la respectiva comunidad autónoma.

Para señalar los domingos y festivos de apertura, las comunidades autónomas deberán “priorizar el atractivo comercial de los días para los consumidores”.