X
balonmano femenino > Mundial

España se atasca el día clave

   

EUROPA PRESS | Madrid

La selección española femenina de balonmano ha quedado eliminada del Mundial de balonmano femenino que se está disputando en Serbia, tras ser derrotada por Hungría (28-21) en su duelo de octavos de final después de un partido en el que conjunto de Jorge Dueñas estuvo lejos de su plenitud y no pudo contrarrestar el poderío húngaro.

Las ‘guerreras‘, que defendían el bronce obtenido hace dos años, fallaron el día clave y no supieron parar el ataque magiar, así como tampoco exhibir sus argumentos ofensivos. España trató de levantar la desventaja de cinco tantos al descanso (17-12) pero no fue capaz en un partido en el que Marta López (7 goles) fue la única jugadora resolutiva en ataque y que supone el adiós al sueño de volver a colgarse una medalla en una competición internacional.

El comienzo del partido fue esperanzador para España. Con su defensa a buen nivel y encontrando cierta fluidez en su ofensiva, logró controlar a las magiares y coger una tempranera renta de dos goles. Pero a partir del cuarto de hora de encuentro comenzó el calvario.

Así, el mayor lastre del actual bronce olímpico, las pérdidas (hasta 11 en el primer tiempo), hicieron acto de aparición, a lo que se añadió una bajada del nivel defensivo, circunstancias que permitieron a Hungría desplegar todo su poderío ofensivo y dominar claramente.

Los errores de las ‘guerreras’ no eran perdonados por las húngaras que superaban sin excesivas dificultades desde todas las posiciones, pero sobre todo desde los nueve metros, a una Silvia Navarro que hacía todo lo posible por evitar una escapada rival.

Sin embargo, el actual bronce europeo encontró en su portera Herr a una nueva arma para bloquear el ataque de las de Jorge Dueñas que, con su primera línea poco clarividente, al descanso tenían el partido cuesta arriba (17-12).

Tras la reanudación las ‘guerreras’ hicieron honor a su apelativo y fueron a por su rival, llegando a situarse a dos tantos (19-17) gracias a que el cuadro magiar estuvo ocho minutos sin hacer gol, con Silvia Navarro agigantándose en la portería. Pero pese a acariciar nivelar el encuentro, el objetivo se deslizó entre los dedos.

España marró un penalti para situarse a un tanto y Hungría cogió aire, volviendo a recuperar cuatro goles de renta y aumentando la ansiedad de las pupilas de Dueñas, posteriormente factor clave. Porque viéndose cuatro goles abajo (22-18) mediada la segunda mitad, España cayó en la precipitación y no encontró forma de obtener réditos en ataque. Ahí comenzó su fin.

El orden desapareció, España estuvo más de ocho minutos sin marcar y Hungría, coral en ataque pero siempre con Anita Görbicz (6 goles) como principal amenaza, lo aprovechó para marcar diferencias y certificar una victoria de prestigio ante el último bronce olímpico y Mundial, que se despide del torneo con la amarga sensación de haber sido una sombra en el día clave, el primer cruce del campeonato.

FICHA TÉCNICA.

HUNGRÍA, 28 – ESPAÑA, 21 (17-12, al descanso).

HUNGRÍA: Herr (p), Kiss (p); Zacsik (5), Triscsuk (1), Verten (3), Szucsanszki (2), A.Kovacsics (-), Bulath (-), Gorbicz (6), Szamoransky (1), Radei-Soos (3), Bognar-Bodi (4), Szekeres (-), Maszaros, Cifra (-), M.Kovacsicz (1) y Tomori (2).

ESPAÑA: Navarro (p), González (p); Mangué (1), Barbosa (4), Bea Fernández (-), Aguilar (4), Begoña Fernández (3), Pinedo (-), Elorza (-), López (7), Pena (2) y Chávez (-).

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 2-3, 5-7, 9-8, 12-9, 14-10, 17-12 (descanso) 19-16, 19-17, 21-18, 23-20, 25-20, 28-21.

ÁRBITROS: Anders Birch y Dennis Stenrand (DIN). Excluyeron a Triscsuk y Tomori por parte de Hungría; y a Mangué y Begoña Fernández por parte de España.

PABELLÓN: Spens Hall de Novi Sad.