X
tenerife > agricultura

Las lluvias dan un respiro a los regantes y dejan las balsas al 26%

   

balsa embalse Balten Tenerife

Los embalses del Norte son los que se encuentran en una mejor situación, según los datos de Balten. / MOISÉS PÉREZ

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Hasta hace aproximadamente dos meses, antes de que se iniciaran las lluvias, las balsas de la Isla se encontraban en una situación poco favorable, ya que como media se situaban en el 15% de su capacidad total, lo que suponía una pérdida de más de la mitad del líquido en apenas seis meses. Esta situación, aunque era bastante generalizada en los 21 depósitos dependientes de Balten, era aún más acuciante en la zona de la Isla Baja, puesto que estaban tan solo al 3% de su capacidad.

Con las abundantes precipitaciones caídas en las últimas dos semanas, que causaron serios problemas en diferentes puntos de Tenerife, el nivel medio de los depósitos ha subido hasta el 26% de su capacidad, lo que conlleva un pequeño respiro, al menos, para afrontar el otoño. Así lo explicó a DIARIO DE AVISOS el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, José Joaquín Bethencourt, quien precisó que “hay que ser prudentes y esperar a ver cómo evoluciona el resto de meses”. Insistió en que los momentos del año con más lluvias son noviembre y febrero, por lo que señaló que para garantizar el riego en verano hay que esperar a ver la evolución del resto del año. “Aún pronto para afirmarlo”, apostilló. Aun así precisó que aunque estas lluvias han dado un respiro “su impacto no es directo en las balsas ni es inmediato, por lo que hay que valorarlo en su justa medida”.

El consejero afirmó que dentro de lo razonable se ha aprovechado el agua de escorrentías en estas últimas semanas, dado que los embalses se encuentran en “puntos estratégicos”. Además, ha dado un margen a Balten, dado que en este tiempo no ha hecho falta regar, lo que ha permitido que el agua de las galerías se almacene. El tercer factor en donde se aprecia lo que ha llovido es en la calidad del agua, sobre todo en las regeneradas. En cuanto a las zonas en que se ha almacenado más en los últimos temporales, el norte de la Isla se lleva la palma, cuyas balsas se encuentran al 24% del total de llenado. Además, Bethencourt apuntó casos puntuales como la balsa de San Antonio, con más de la mitad de su capacidad y la de Trevejos, en Vilaflor, que aunque está a l7% “supone una cifra importante, teniendo en cuenta la zona”. El responsable insular de Agricultura explicó que en los últimos años se ha aprendido de la experiencia y se han puesto en funcionamiento pozos que estaban en desuso. Asimismo, se ha aumentado la compra de agua y recordó que cada vez hay más regantes y menos agua que ofrecer a estos.