X
pádel > torneo iberostar

Menceyes del pádel

   

Cristian Brito,

Cristian Brito, durante uno de los partidos del torneo. / SERGIO MÉNDEZ

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Gustavo Davirro y Cristian Brito se proclamaron campeones de la primera edición del Torneo Iberostar Grand Hotel Mencey que se celebró durante las dos últimas semanas en las pistas del histórico establecimiento capitalino. Maestro y alumno se impusieron en la gran final a Sixto Hernández y Álvaro Gutiérrez (6/4 y 6/3) y se adjudicaron con justicia un torneo en el que fueron los más regulares y los que mejor se adaptaron a las condiciones de la pista.

Davirro estuvo magistral. Desde el primer día sacó la escuadra y el cartabón para dibujar unos globos medidos y desde ahí asaltar a sus rivales junto a un Cristian que fue una fortaleza defensiva y que jugó un pádel inteligente, casi sin errores pero no exento de brillantez que les valió para hacerse acreedores a una victoria merecida.

“Ha sido una gran alegría por el apoyo y el cariño que he recibido de todos, algo que no es muy común”, señalaba tras el torneo Davirro, que andaba retirado de la competición y centrado en su labor al frente del club Quintercon, en Guamasa.

Gustavo Davirro

Gustavo Davirro golpea la bola en la final. / FRAN PALLERO

“Con Cristian me entiendo perfectamente, él hace lo que yo le digo… y listo”, explicaba entre carcajadas el jugador argentino, que celebró el triunfo doblemente por haberlo conseguido con un antiguo alumno suyo. “Recuerdo cuando Fernando Cáceres me trajo a su sobrino, un chico flaquito como una espiga y que no sabía agarrar la pala y me dijo que quería que lo enseñara a jugar”, ese chico era Cristian Brito al que Davirro define como “un fenómeno como jugador y como persona”.

La última motivación que necesitaba Davirro la encontró con la presencia de sus padres en la grada. “Hacía más de 20 años que no me veían jugar”. Pues eligieron el mejor día para hacerlo.

El jugador argentino dio todo un clínic de pádel efectivo y sencillo. Llegó el primer día a competir, se despojó del glamour, se calzó las Diadora multitaco de Roberto Baggio para agarrarse mejor a la pista y disfrutó. “Cristian se había quedado sin pareja antes de empezar el torneo, me llamó y me dijo, pollo, este torneo lo ganamos nosotros”, y así fue, ganaron y maravillaron.

Ivo y Antonio, incontestables

La final de Segunda masculina despertó mucha expectación pero Ivo Sicilia y Antonio Fuentes se mostraron intratables y vencieron con más comodidad de la prevista a David Dorta y Carlos Romero (6/2, 6/2).

Abi Díaz y Ana López ganaron Segunda femenina, Joan Corominas y Sandra, el mixto, Ithaisa y Gisela Tercera femenina y Rafa y Álvaro en Tercera masculina.