X
tráfico aéreo >

Miles de pasajeros afectados por un fallo en el sistema informático en los aeropuertos británicos

   

AGENCIAS | Londres

Miles de pasajeros se han visto afectados este sábado por retrasos y cancelaciones de vuelos en varios aeropuertos británicos debido a un problema técnico ocurrido en el centro de control aéreo de Swanwick, en el sur de Inglaterra, que ya ha sido solucionado.

El Servicio Nacional de Tráfico Aéreo (Nats) ha informado de que el fallo ocurrió a primera hora de este sábado cuando el sistema informático que controla las operaciones nocturnas no cambió a las diurnas.

Además de los principales aeropuertos de Londres, entre ellos el de Heathrow, el problema alcanzó a otros regionales, a los escoceses de Edimburgo y Glasgow y a algunos en la República de Irlanda. En Heathrow, el aeropuerto de mayor tráfico de Europa, se han cancelado 180 vuelos entre salidas y llegadas. Por su parte, en Gatwick, hubo retrasos de entre treinta minutos y tres horas.

Miles de personas han tenido largas horas de espera en las terminales aéreas, mientras que muchas otras deberán esperar para viajar debido a que sus vuelos han sido cancelados.

Según ha señalado el comunicado de la Nats “los problemas que surgieron esta mañana con el sistema de comunicación terrestre han sido resueltos y las operaciones están volviendo a la normalidad”.

“Para ser claros, este es un sistema muy complejo y sofisticado, con más de un millón de líneas de software. Estos no son simples teléfonos internos”, ha agregado la Nats, que ha explicado que se trata de un sistema con el que se comunican con otros controladores.

“Este ha sido un gran desafío para nuestro equipo técnico y para el fabricante, que trabajaron estrechamente con nosotros para asegurar que este problema complejo pudiera ser resuelto lo antes posible”, ha proseguido la nota.
Swanwick controla todo el movimiento de aviones en el sur

El centro Swanwick, inaugurado en 2002, reduce sus operaciones por la noche por el descenso del tráfico aéreo y es responsable de controlar todo el movimiento de aviones en el sur de Inglaterra.

La Nats pidió disculpas por los inconvenientes causados a los pasajeros y las aerolíneas.

Según varios medios locales, al mediodía los controladores aéreos pudieron hacerse cargo de 1.700 de los 2.000 vuelos que operan los sábados por la mañana.

A primera hora, los aeropuertos afectados eran principalmente los de Londres, pero a medida que las horas pasaban sin que la Nats pudiera reparar el fallo, se fueron acumulando muchos más, en gran parte de los aeropuertos británicos, incluso los regionales.

Los vuelos afectados fueron principalmente de corta distancia, nacionales y al norte de Europa.