X
santa cruz>

El Plan de Arbolado identifica 132 ejemplares en riesgo en la capital

   

Una vez hecho el diagnóstico, los técnicos deciden el tipo de medida a aplicar como por ejemplo la poda. | S. M.

Una vez hecho el diagnóstico, los técnicos deciden el tipo de medida a aplicar como por ejemplo la poda. | S. M.

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

En junio de este año se presentó un proyecto pionero en Canarias, el Plan de Gestión de Riesgo del Arbolado de Santa Cruz, con el objetivo de analizar todos los árboles del municipio, los 48.172 que existen ubicados tanto en viarios como en zonas verdes, y que se distribuyen en 341 especies vegetales a lo largo de 1.401.000 metros cuadrados de la capital. Así, desde junio y hasta noviembre, se ha realizado el diagnóstico de 132 ejemplares, de los casi 3.000 inspeccionados visualmente, tanto por el personal propio del Ayuntamiento como por la empresa concesionaria del mantenimiento de parques y jardines, la UTE formada por Urbaser e Interjardín.

De los 136 ejemplares que cuentan con diagnóstico, 55 han recibido labores de poda para corregir deficiencias estructurales, mientras que otros ocho han tenido que ser talados al no reunir las suficientes condiciones de seguridad. Un ejemplo de estos últimos es la palmera que estaba ubicada frente al Iberostar Grand Hotel Mencey en la Rambla de las Tinajas y que tuvo que ser cortada hace unas semanas. Estos datos proceden del informe de seguimiento del plan realizado por los técnicos de la Concejalía de Obras y Servicios Públicos de Santa Cruz, al frente de la que se encuentra Dámaso Arteaga.

Inspecciones visuales
La plantilla municipal se ha encargado en estos meses de inspeccionar dos zonas: la plaza de Weyler y el parque de La Granja. En la primera se identificaron 11 árboles con problemas. Tras la visita del experto, realizada en agosto, se concluyó que todos podían permanecer en el lugar. En octubre se llevó a cabo la poda de dos de los árboles para corregir deficiencias. Mientras, en el parque de La Granja, se detectaron 41 árboles y tres palmeras necesitados de intervención. Se estableció que todos podían permanecer en la zona y se llevaron a cabo podas sobre 10 ejemplares para corregir deficiencias. En el caso de la empresa encargada del mantenimiento de parques y jardines, las inspecciones alcanzan a 2.746 árboles hasta noviembre. En dicha inspección solo se detectaron 36 árboles con posibles problemas. De esta cantidad, 16 ya han sido diagnosticados y el resto lo será a lo largo del mes de diciembre.

Por otra parte, en zonas consideradas como prioritarias, ha surgido la necesidad de diagnosticar otros 61 ejemplares por observación de deficiencias y anomalías, que sumados a los 16 anteriores totalizan 77 unidades.