sucesos >

La portera y un vecino, detenidos por la muerte de la anciana del Paral·lel de Barcelona

EUROPA PRESS | Barcelona

Los dos detenidos el viernes por la muerte de la anciana del Paral·lel la semana pasada son la portera y un vecino, que son pareja y viven en el séptimo piso del bloque, en el número 70 de la avenida.

La principal hipótesis del móvil del crimen sigue siendo el robo, porque faltaban objetos de la mujer en la casa, han informado a Europa Press fuentes próximas al caso, aunque se sigue investigando.

Los individuos -un hombre de 50 años y una mujer de 40- fueron detenidos por la policía catalana el viernes y han pasado a disposición judicial este lunes.

La hija de la anciana descubrió el cuerpo la noche del martes, y el miércoles por la mañana el ahora detenido hizo declaraciones a los periodistas que se acercaron al lugar: él y la portera estuvieron en la escalera toda esa mañana.

HABLÓ A LA PRENSA

Esa mañana, el vecino declaró a la prensa que la puerta de entrada al edificio no cierra bien y añadió que había oído gritar de noche: “Sentí gritos, pero no podría decir si era de mujer; como si lloraran”, dijo, pero realmente el crimen se había producido muchas horas antes de que la hija descubriera el cuerpo por la noche.

Este vecino –el mismo que ha sido detenido, según fuentes próximas al caso– no quiso dar su nombre y habló a Europa Press de espaldas a la cámara, y aseguró que la víctima “es vecina de aquí de toda la vida, y muy simpática, muy agradable”, además de detallar que la última vez que la vio fue el martes cuando se iba a hacer un recado.

La anciana, de 88 años, tenía un golpe en la cabeza, fue hallada a medianoche en el suelo del lavabo por su hija –horas después de que ocurrieran los hechos–, y el piso estaba revuelto.

La policía recibió el aviso sobre las 23.45 horas del martes y desplazó tres dotaciones, junto a otra del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).