X

Puro cuento – Por Nieves María Concepción Lorenzo

   

Estoy plenamente convencida de las posibilidades del cuento como mecanismo ideal para ganar lectores y ciudadanos capaces de contrarrestar modelos culturales unívocos. En medio de ese propósito, el Festival Internacional del Cuento de Los Silos cumple su anual celebración, con la finalidad de ofrecer buena literatura y hacer un homenaje a la palabra. Mientras algunos adelantan las compras de Navidad, los cuentos -huidizos, misteriosos, redondos en definitiva, como pensaba Cortázar- irrumpen en la Isla Baja. Conozco de fuente directa el esfuerzo del director del Festival, Ernesto Rodríguez Abad, apoyado por un equipo de trabajo al que se unen diferentes colectivos y la colaboración de instituciones, corporaciones y empresas. En este evento, que se ha mantenido durante 18 años consecutivos, no debe olvidarse la participación de tantos silenses que cumplen con ese otro oficio en el Festival (narradores, actores, decoradores, artesanos, costureras, etcétera). Espacios vecinales (casas, garajes, locales…) se transforman así en espacios de cuento y de la imaginación. No debe olvidarse tampoco la basa del público y los gratos lectores, muchos de los cuales abandonan el mágico sillón orejero y van de la mano de la palabra a través de cursos y talleres: “¡A la lectura por la escritura y la oralidad!”. Mención obligada resulta también la implicación de la Universidad de La Laguna en este festival del arte de la palabra, este año con una actividad ludolingüística organizada por el Departamento de Filología Española que acerca, por primera vez, el Festival al Campus de Guajara. El 30 de noviembre pasado despuntó este año el Festival, con una plaza engalanada de letras y collages de periódicos que empapelan un municipio norteño que -como bien se dijo en la sesión inaugural- “algunos tienen dificultad de localizar en el mapa”. Dedicado en convocatorias anteriores a clásicos de la literatura como Dickens, Andersen, los Hermanos Grimm o los seres mágicos y mitológicos, esta vez el Festival rinde homenaje a José de Viera y Clavijo. Asimismo, entre los sucesivos invitados, nacionales e internacionales, este encuentro literario ha contado con tres premios nacionales de literatura: Ana María Matute, Gustavo Martín Garzo y Juan Cruz. La Feria del Libro del Festival exhibe una galería de cuidadas ilustraciones. No me cuesta imaginar a los lectores-visitantes convertidos en auténticos inspectores del libro que cotillean entre fetiches, nuevas ediciones o versiones transgresoras de héroes de cuento.En pocas palabras, mientras el Festival asume un decidido pacto con la literatura, Los Silos se viste durante unos días del reino de los cuentos, como decía el escritor Julio Garmendia, solo que esta vez bajo el paraguas estrellado de Viera y Clavijo.

Nieves María Concepción Lorenzo es PROFESORA DE FILOLOGÍA ESPAÑOLA DE LA ULL