X
da2 > yo, tú, ella

Rebeca Matos: “Soy muy tímida pero me meto en el papel”

   

<
>

Reportaje fotográfico: FRAN PALLERO



VERÓNICA MARTÍN
| Santa Cruz de Tenerife

Rebeca Matos es una chica sencilla. Tiene 28 años y afirma, con mucha seguridad, que ha logrado en la vida todo lo que se ha propuesto. Una de esas ambiciones era ser portada de Interviú y en unas semanas lo será tras participar en el concurso Chica Interviú 2013 y lograr el reconocimiento de Chica interviú.es. En la gala donde logró este galardón acudió vestida con un diseño del joven tinerfeño Joshua Velázquez con el que también ha posado para esta sesión de Fran Pallero en el santacrucero parque de García y Sanabria. Suyos son los trajes que aparecen en este reportaje que se tomó en una tarde donde la figura de Rebeca Matos no dejó indiferente a los usuarios habituales del espacio. Su paso por el programa Mujeres, hombres y viceversa está ya muy lejano y ahora se centra en disfrutar de su portada en Interviú.

-¿Qué significa ser chica Interviú.es para usted?

“Bueno, significa que fui la chica más votada por la red y que seré portada de la revista en este mes. Uno de los sueños de mi vida”.

-Llama la atención que el sueño de alguien pueda ser ese… ¿Qué es lo que le atrae de esta circunstancia?

“[Mira con sorpresa] Siempre me han llamado la atención las portadas de Interviú porque veía a las chicas tan monas allí y me decía a mí misma ‘yo quiero ser una de ellas’. Entonces, un fotógrafo me propuso que me presentara al concurso, algo que siempre había querido hacer y este año me inscribí…”.

-Y lo logró. ¿Cómo?

“Hice mucha campaña para que me votaran en todas las redes sociales: Facebook, Tuenti, Twitter… fui a la tele…”.

-Pero con el empeño de una persona solo no vale para ganar un concurso de redes de este tipo…

“Supongo que le gusté a la gente que no me conocía de nada también y me votaron”.

-¿Cómo se sintió al ganar el concurso?

“Me siento muy orgullosa por ello. Creo que es superdifícil ser una portada de una revista de gran tirada nacional y con la trayectoria como esta. Cualquier persona no lo consigue y, por ello, significa un gran logro. Muchas chicas quieren hacerlo y no pueden. Me gusta los retos. En este caso es superdifícil llegar ahí y haberlo conseguido supone una gran realización personal”.

-¿Se siente identificada con la imagen muy sexy de Interviú?

“En realidad soy muy tímida. Cuando se ven las fotos de este tipo se puede pensar que soy una persona altiva pero yo soy muy sencilla. Por ejemplo, cuando voy a la playa hago top less solo para coger el sol, luego me pongo la parte de arriba…”.

-¿No es contradictorio?

“Es que a la hora de hacer estas fotos voy muy mentalizada y me meto en el papel”.

-¿Qué opina su familia de su portada?

“Tengo el apoyo de todos. Al principio, cuando se los conté me dijeron que era un poco una locura pero luego se quedaron supercontentos y están muy orgullosos de mí. Mi madre siempre me dice que mientras yo sea feliz, todo está bien. Eso sí, si fuera más mayor o tuviera hijos no lo hubiera hecho”.

-Lo de mayor… por el cuerpo se entiende, pero, ¿lo de los hijos por qué?

“No lo puedo explicar pero no me gustaría tener hijos y ser portada de Interviú. Para todo hay una edad. Sabía que en esto o me presentaba ahora con mi edad o nunca”.

-¿Se preparó para ello?

“Sí. Siempre he ido al gimnasio pero en estos meses estuve aumentando las sesiones para coger más volumen porque soy muy flaca y quería estar más fuerte porque sabía que las niñas que se presentaban a este concurso tenían cuerpos espectaculares”.

-¿Su cuerpo es así de natural? ¿Se cuida?

“Siempre he tenido el cuerpo así. Es natural, puedo comer un montón y no subir de peso. Pero, además, me cuido aunque no me privo de nada y como de todo. No es que esté obsesionada con mi cuerpo pero voy a gimnasio para endurecer”.

-Pero…, ¿se ha hecho retoques en quirófano?

“Solo me he aumentado el pecho. No tenía ninguno y estaba muy acomplejada. Desde adolescente como no me crecían, me sentía mal con mi cuerpo y como quería estar a gusto conmigo misma, decidí operarme. Desde que tengo el pecho operado me siento muy contenta y no me arrepiento de nada. No quería unas muy grandes sino poder ponerme un suéter de cuello alto y que se notaran o ir a la playa y llenar el bikini. Cuando me las puse pensé ‘estas tetas tienen que salir en un Interviú’”.

-¿Lo tenía tan claro?

“Todo lo que me propongo lo consigo, aunque en este caso no fue el título grande, soy muy constante. Quería salir como candidata a reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife y lo conseguí. Lucho por lo que quiero, no me canso aunque se me cierren las puerta, yo siempre opto por seguir intentándolo”.

-¿Y cuál es el siguiente reto?

“No me lo he planteado aún. No he tenido mucho tiempo para pensar. De momento estoy esperando la portada que saldrá en breve. Tengo la intención de hacer cosas relacionadas con el mundo de la moda pero que pueda ir compaginando con mi trabajo de auxiliar de enfermería”.

-¿Cómo fue la experiencia como candidata a reina al Carnaval?

“Bueno, me presenté en 2007 y fue el año de Rafael Amargo, una edición muy mala. Lo veo como una experiencia más en mi vida pero muy sacrificada, porque tienes que ir, probarte el traje casi todos los días. Tampoco me arrepiento porque lo viví con alegría pero es algo como para no repetir”.

-¿Se presentará a concursos de belleza o de misses?

“No me he presentado nunca y no creo que lo haga porque no es algo que me llame la atención”.

-Trabaja como auxiliar de enfermería en el Hospital Febles Campos con mayores y dependientes, ¿por qué eligió esa profesión?

“Me gusta mucho mi trabajo. Pienso que dedicarte a atender a personas de este tipo te tiene que nacer. Mi día a día es cuidar de ellos y atender sus necesidades básicas porque muchos de ellos no pueden hacer sus cosas por sí mismos. Cuando termino mi jornada laboral, me voy a casa muy contenta. Me siento realizada”.

-¿Fue una elección vocacional?

“Cuando terminé cuarto de la ESO decidí buscar algo que me diera trabajo y que me gustara y por eso seguí los estudios de auxiliar de enfermería. Además, tengo en mente seguir estudiando y me encantaría matricularme en la carrera de Enfermería porque pienso que hay que avanzar tanto a nivel personal como profesional. Me gusta estar viva y no seguir la monotonía. Si puedo compaginar mi trabajo con los estudios, lo haré porque, además, no tengo límite para sacármelo”.