X
política>

Rivero precisa a Rajoy que diálogo “no significa sumisión ni renuncia”

   

Paulino Rivero y Mariano Rajoy

Foto de archivo de Rivero y Rajoy, durante una de sus reuniones, en el Palacio de la Moncloa. / DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha advertido este lunes, ante la reunión que el 8 de enero de 2014 ante la reunión que el 8 de enero de 2014 prevé mantener con el presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, que “el diálogo no significa sumisión”. Rivero incidió en que el diálogo es lo que ha venido “reclamando y exigiendo desde el primer momento que se puso en marcha la legislatura de mayoría absoluta” del PP.

“Diálogo no significa renunciar, que nadie se equivoque”, enfatizó durante una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria. “No significa que no exijamos un tratamiento justo con Canarias, diálogo no significa que nos callemos y no nos pronunciemos si no se cumplen los convenios que se tenían firmado con Canarias. Eso no es diálogo, eso son imposiciones”.

El jefe del Ejecutivo explicó que ha sido él quien ha invitado en ocasiones a abrir el diálogo entre ambos gobierno, pero, “al no lograrlo”, decidió enviar una carta al presidente del Gobierno central y otra al rey en la que exponía su percepción sobre “la falta de atención del Gobierno de Madrid con Canarias, y lo que se estaba anidando”. Esas misivas sumadas al “encuentro casual” que tuvo con Rajoy el 6 de diciembre, en la celebración del Día de la Constitución, han sido las que han dado como “fruto” la reunión que se celebrará el 8 de enero en Madrid.

En una nota,la portavoz parlamentaria del PP canario, Australia Navarro, replica que “nadie le pide sumisión en las relaciones de la Comunidad Autónoma con el Gobierno de la nación, basta con que tenga moderación y un poquito de sentido común”. Navarro censura que Rivero “confunda la disposición al diálogo con la sumisión en las relaciones institucionales”. Los canarios “tenemos una pésima experiencia de la sumisión de Paulino Rivero con el anterior gobierno socialista presidido por Zapatero, como la tenemos hasta hoy con la conflictividad gratuita con el actual Gobierno del PP”.

Mientras, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, desmintió “rotundamente” que el rey mediara para propiciar esa cita. “No es ni el procedimiento habitual”, arguyó antes de asistir a la comida de Navidad de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE).  

Los servicios de prensa de la Casa Real, consultados ayer por este diario, no arrojaron luz al respecto, al asegurar que desconocen las llamadas o gestiones que hace el Rey, pues insistieron en que sólo dan información de su agenda pública.