X
política >

Santana anima a los militantes de UGT a votar para renovar el PSOE

   

Gustavo Santana UGT Canarias

Gustavo Santana, secretario general de UGT en Canarias. / DA

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Hubo un tiempo en el que la UGT era la correa de transmisión del PSOE. Ahora, sin embargo, con los socialistas en el Gobierno canario, el sindicato afín está con la soga al cuello. En estas circunstancias, Gustavo Santana anima a los afiliados de la Unión General de Trabajadores a participar en el proceso de primarias del Partido Socialista Obrero Español para que contribuyan, como militantes o simpatizantes, a la “necesaria renovación”.

El secretario general de UGT en Canarias se siente “profundamente” decepcionado. “Hace mucho que el PSOE canario no está instalado en la misma naturaleza por la cual está representando a su base social”.

Entre los “numerosos” ejemplos, Santana se refiere a la célebre frase (“Hemos vuelto”) que Alfredo Pérez Rubalcaba pronunció en la conferencia política: “En un discurso de clausura de UGT con presencia de cargos públicos socialistas, les dije mirándolos a los ojos que en el sindicato nunca nos hemos ido de nuestros postulados ideológicos. Nos hemos mantenido firmes. Y, ante eso, las críticas más feroces, en muchísimas ocasiones, las hemos sufrido especialmente de quienes se llaman socialistas”. Desde esa perspectiva, pone en duda la identificación de la cúpula del PSOE regional con “el carácter” que se le supone al partido que fundó Pablo Iglesias, el mismo que creó la UGT.

“Yo soy socialista porque mi condición como ser humano me vincula a una ideología política”, comenta Santana en una entrevista con DIARIO DE AVISOS. “No soy de los que afirman que son apolíticos. Hago vida política y dentro de mi ideología soy socialista. Eso no quita que yo diferencie bastante bien cuál es mi responsabilidad como secretario general de UGT y critique todo aquello que está en el lado opuesto de lo que ideológicamente me vincula al sindicato”.

El dirigente ugetista ve en las primarias una ocasión inmejorable para cambiar el partido: “En el PSOE se abre una oportunidad única para quienes creen en la democracia interna. Por eso, sería interesante que desde UGT se impulse la participación”.

Según sus estatutos, son tareas de la confederación el desarrollo y la defensa del Estado social y democrático de derecho, impulsar políticas generales que afecten al conjunto de los trabajadores y persigan la mejora y transformación de la sociedad, demandar de los poderes públicos una política orientada al pleno empleo y una distribución de la renta regional y personal más equitativa, que garantice el progreso social y económico, encauzar los intereses de los trabajadores en la política económica nacional e internacional, así como la democratización de la economía y de las administraciones.

En junio, al ser reelegido, Gustavo Santana echó en cara a José Miguel Pérez, secretario general del PSOE-PSC y vicepresidente en el Ejecutivo de Paulino Rivero, su “complicidad” con la patronal para “no favorecer el empleo”. En su alocución, Santana atacó las medidas gubernamentales que “perjudican a los trabajadores” y lamentó el estancamiento de la concertación social.

Al tomar el mando tras el paréntesis de una gestora, en enero de 2011, se planteó como objetivo “ordenar la casa por dentro”. Y entonces se propuso “estimular el debate para avanzar hacia la reinvención del sindicato”. Automáticamente, renunció a sus cargos en el PSOE. Fue diputado en la octava legislatura del Congreso por Las Palmas en sustitución de Juan Fernando López Aguilar. También ocupó la secretaría de Emancipación de Juventudes Socialistas.