X
Lotería de Navidad 2013 > la jornada de la ilusión en Tenerife

El segundo premio deja 200 millones en Tenerife

   

Algunas agraciadas celebran el premio. / FRAN PALLERO Imágenes en la gasolinera Repsol de Granadilla donde se vendió el segundo premio. / FRAN PALLERO Imágenes en la gasolinera Repsol de Granadilla donde se vendió el segundo premio. / FRAN PALLERO Imágenes en la gasolinera Repsol de Granadilla donde se vendió el segundo premio. / FRAN PALLERO Imágenes en la gasolinera Repsol de Granadilla donde se vendió el segundo premio. / FRAN PALLERO La administración Hermano Pedro de Granadilla de Abona. / FRAN PALLERO La administración Hermano Pedro de Granadilla de Abona. / FRAN PALLERO Celebración en Arafo Celebración en la gasolinera Repsol de El Porís. | NORCHI La suerte llega a Santiago del Teide con el segundo número El número 62.246 ha resultado agraciado con el Gordo, el primer premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad. / REUTERS Administración Calle Castillo Administración calle Rafael Hardisson Los trabajadores celebran el segundo premio de la Lotería de Navidad. / NORCHI REUTERS REUTERS EUROPA PRESS El segundo premio ha sido vendido íntegramente en Granadilla de Abona. / FRAN PALLERO EUROPA PRESS
<
>
El número 62.246 ha resultado agraciado con el Gordo, el primer premio del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad. / REUTERS

DIARIODEAVISOS.COM / NICOLÁS DORTA | Santa Cruz de Tenerife

Granadilla de Abona estaba ayer feliz y con razón. El segundo premio de la Lotería de Navidad, el número 79.712, cayó íntegramente en el municipio y, aunque se repartió por toda la Isla, preferentemente el Sur, son muchos los granadilleros que no olvidarán el 22 de diciembre. La suerte dejó 200 millones de euros entre gente corriente, que paga hipotecas, con hijos estudiando fuera, y además, a mucha en situación de desempleo. Para estas personas, el dinero ha llegado justo a tiempo (como mínimo, 120.000 euros por cada décimo) para tapar los agujeros cotidianos, algunos, bastante profundos.

La alegría compartida se concentraba en la estación de gasolinera Repsol, a la salida de San Isidro, en el desvío de la autopista. Desde primeras horas de la mañana no paraban de llegar afortunados.

El propietario de la estación de servicio, Miguel González,, quizás el hombre más importante del día, adquirió 1.600 décimos de la administración Hermano Pedro del casco de Granadilla, que a su vez encargó todas las series a Alicante. Estos décimos los repartió entre sus empleados y los restantes los vendió todos a los que pasaron a repostar combustible. Noelia Fumero, encargada de la administración Hermano Pedro, suministró los 1.600 decimos al empresario, que quería tener el doce. No se lo podía creer: “Estoy muy contenta por todas esas personas que han tenido suerte”, decía Fumero, vecina también de Granadilla.

A la administración de lotería llegó José Domingo Cabrera, conocido como Pepe, conductor de ambulancias del Servicio de Urgencias Canario en la zona Sur. “Hace unos días pasé por la Repsol de San Isidro y algo me dijo que tenía que comprar el doce y así hice”. “Tengo un agujero un poquito grande porque pedí un crédito al banco, pero lo primero que hay que hacer es vivir”, explicó .

Matilde Mora, vecina de Guía de Isora, compró otro décimo en la estación de servicio de San Isidro. Lo hizo por la coincidencia de los tres últimos números con la matrícula de su coche. Ayer celebraba junto a su hija esta suerte inesperada. “Taparé muchos agujeros y lo demás lo disfrutaré, además de ayudar a mis hijos”. Al principio “no me lo creía, yo decía que era imposible”, relató.

Alicia González, de San Isidro, compró un número entre dos. Con 50.000 euros que ha ganado “pagaré la carrera de las niñas, una está estudiando cuarto de Arquitectura Técnica y otra está en Derecho”. “Lo primero que les dije fue que ya teníamos dinero para la carrera”, comentó. A Eleuterio también le servirá el dinero para sacar adelante los estudios de su hija, el último año de Matemáticas en la Universidad de Granada. Las cosas económicamente no le iban demasiado bien a él y su mujer, Olga Gorrín. Ella llegaba ayer a la gasolinera eufórica. Se gana la vida vendiendo verduras en el Mercadillo del Agricultor de Granadilla.“Somos agricultores y con eso ya le digo todo”, afirmó. Se han sacado 50.000 euros por adquirir el boleto a medias con el tío de Eleuterio. “Estábamos preocupados porque la niña no acabara el último año y esto es una bombona de oxigeno”, comentó la madre.

Por la gasolinera también pasaron taxistas y todo tipo de personas felices que brindaban en un día inolvidable. “No nos lo creíamos, lo tuvimos que pegar a la televisión para comprobar que era de verdad”.

Así se expresa Beatriz y José Luis, dos vecinos de San Isidro. Ella trabaja en Mercadona y él vende periódicos en un quiosco de Santa Cruz. El dinero lo emplearán en “ayudar a la familia, que están parados y luego ya nos daremos nosotros una alegría”, afirmaron. Vecinos de Arona, Santiago del Teide y otros municipios sureños también brindaban por este día.

En una de sus gasolineras, concretamente en Arafo, una veintena de trabajadores festajaba esta mañana su suerte. “¡¿Que qué voy a hacer con ellos? Gastármelos, loco, después de pagar lo que debo”, afirmaba emocionado el cocinero del restaurante de la estación, Orlando Pérez.

La misma alegría se desprendía en la gasolinera Repsol de El Porís, donde estaba la hija de Miguel González, el dueño, y algunos de los clientes, como Laura Romero, que compró el décimo hace solo un par de días.

Uno de los agraciados estaba en la sala del Teatro Real siguiendo el sorteo en directo. Jesús Lorente ha celebrado su suerte y ha confirmado que el boleto lo adquirió en Tenerife, donde lleva viviendo cinco años, en la gasolinera Repsol de San Isidro.

Un alcalde contento

El alcalde de Granadilla, Jaime González Cejas, acudió a San Isidro para acompañar a los agraciados. “La zona Sur está castigada por la caída del sector de la construcción y en estos momentos duros hay muchas familias que saldrán del bache y será sin duda un empujón”, manifestó. El alcalde aseguró que 1.700 familias de Tenerife se han beneficiado de estos 200 millones y que la suerte sonríe al municipio. “No solo tenemos aquí ya a nuestra Miss Universo Patricia Yurena Rodríguez, sino que ahora estamos en el mapa de la fortuna”, comentó el alcalde entre abrazos de vecinos que no paraban de llegar a una de las estaciones gasolinera. En el núcleo de Las Zocas, donde hay otra Repsol, también se repartió el número.

Igualmente miembros de la Concejalía de Deportes también “pellizcaron” lo suyo. Marcos Afonso, concejal de Deportes, es una de los agraciados. “Éramos una peña de ocho y cada uno traía un número y ha tocado”. “Estoy contento porque hay mucha gente necesitada que compró un décimo y hasta última hora de la noche se vendió”, dijo. Una peña del colegio Juan García Pérez de San Isidro compró el 79.712. Llegó el viernes, gracias a uno de los miembros de la peña. Son unos 4.000 euros por persona. Sin duda, un gran regalo de Navidad.