X
POLÍTICA >

La sentencia del concurso eólico frena 600 millones y 3.000 empleos

   

Uno de los parques eólicos ya instalados en Canarias. / DA

Uno de los parques eólicos ya instalados en Canarias. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

Las anulación por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) de la adjudicación de nuevos parques eólicos ha llenado de inquietud a la patronal del sector. Si bien la sentencia se refiere al caso de Lanzarote, los magistrados dejan claro que sus criterios se extrapolarán a otros 36 recursos presentados en todo el Archipiélago contra la resolución tomada por la Consejería de Energía e Industria del Gobierno regional en el año 2009.

El presidente de la Asociación Canaria de Energías Renovables (ACER), Enrique Rodríguez de Azero, aseguró ayer que este nuevo “varapalo judicial” crea “mayor incertidumbre e inseguridad jurídica” para un conjunto de inversiones previstas que superan los 600 millones de euros que crearán unos 3.000 empleos, entre directos e indirectos.

Además, para esta patronal, la decisión del TSJC “demuestra que este sistema de concursos no funciona y además cuesta mucho al contribuyente, porque al final las empresas que puedan perder la adjudicación reclamarán al Gobierno canario indemnizaciones por el lucro cesante o algún tipo de compensación”.

“La realidad es que no se ha conseguido introducir nueva potencia eólica en Canarias desde hace dos décadas, y estamos perdiendo una oportunidad de oro de reducir los costes de nuestra energía y ser menos contaminantes”, lamentó el representante de estos inversores. Y es que el concurso resuelto en 2009 era a su vez el intento de corregir el que años antes se anuló por filtrarse las bases a algunos empresarios, en lo que dio pie a una causa penal, el caso eólico.

El presidente de la ACER aportó además un dato clarificador: los megavatios de energía eólica que no se han podido instalar permitirían ahorrar 300 millones de euros al año con respecto al coste de generar electricidad con fuel, ya que un parque eólico tiene unos costes variables de 84 euros el megavatio y una central de combustibles fósiles 175, con datos del año 2011.
Azero aclaró que aún no se ha instalado ninguno de estos parques eólicos, por motivos administrativos (la evaluación del impacto ambiental y la supresión de las primas por el Gobierno de Rajoy) y también por motivos técnicos (la necesidad de construir subestaciones para poder inyectar la energía en la red).

La energía renovable en las Islas es “irrenunciable”

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

La implantación de la energía renovable en Canarias es “irrenunciable”. La anulación parcial, por mandato judicial, del concurso eólico convocado en 2007 no ha generado inquietud en el Ejecutivo regional. Un día después de conocerse la sentencia del Tribunal Superior, la consejera de Empleo, Industria y Comercio, Paquita Luengo, lanzó un mensaje de tranquilidad a sus compañeros del Consejo. “El Gobierno no tira la toalla”, recalcó Martín Marrero en la habitual rueda de prensa. “Los servicios jurídicos analizarán el fallo y decidirán si cabe presentar un recurso”, informó el portavoz.

Luengo expuso, y así lo refleja también en una nota de prensa, que el Gobierno “no se va a precipitar” y que actuará “con serenidad y plena objetividad”. Tras aclarar que se trata de una revocación de las órdenes de adjudicación de potencia por cuestiones técnicas, Marrero resaltó que la intención de la consejera es que los daños y perjuicios sean “mínimos”.